Skip Navigation Links
L/L Research
Home
Library
Are you a wanderer?
About Us
Carla’s Niche
Podcast
Online Course
Search
E-mail L/L
Copyright Policy
Recent Updates

Now on Bring4th.org

Bring4th.org

Forums

Online Store

Seeker Connector

Gaia Meditation

Subscriptions

Links

Donate/Volunteer

Join Us

Facebook

Twitter

Tumblr

Instagram


Biblioteca

Transcripciones de L/L Research

ACERCA DEL CONTENIDO DE ESTA TRANSCRIPCIÓN: Esta canalización telepática ha sido tomada de transcripciones de las reuniones semanales de estudio y meditación de los Laboratorios de Investigación y Desarrollo Rock Creek y L/L Research. Se ofrece en la esperanza de que le pueda ser útil a usted. Como la Confederación siempre hace una acotación al decir, por favor use su discriminación y juicio al evaluar este material. Si algo te suena cierto, bien. Si algo no resuena, déjelo atrás, porque ni nosotros ni tampoco aquellos de la Confederación desearíamos ser un tropiezo para nadie. (Traducción al español realizada por Angelo Zucco.)

Meditación Sabatina

Enero 10, 2009

Pregunta de G: Q’uo, la Tercera Ley de Newton de Movimiento establece, que para cada acción hay una reacción igual y opuesta. En una veta similar, el tema central de Baghavad Gita consiste en una batalla metafórica entre las fuerzas inferiores, de servicio a si mismo, esclavizadas por los sentidos, de hábitos pasados y condicionamientos, versus las fuerzas más elevadas de discriminación, libertad, amor y unidad.

Cuando las así llamadas fuerzas más elevadas son llamadas a la acción en esta batalla metafórica–eso es, cuando el yo comienza a despertar y desea buscar la verdad–el así llamado yo inferior es conmovido y agitado y llamado a la batalla. Mientras más intentos se hacen para evolucionar hacia un mayor y más humilde entendimiento, más duro trabaja el yo inferior para derrotar esos esfuerzos.

Q’uo, al nivel de unidad pura, no diferenciada, no manifestada, no hay fuerzas dinámicas en juego. Pero en cualquier grado que el buscador esté trabajando dentro de las ilusiones de dualidad y fuerzas opuestas, ¿hay un tirón-opuesto a aquellos intentos de evolución? En otras palabras, cuando se realizan intentos de conocer y convertirse en la luz, ¿existe una correspondiente intensificación de la oscuridad interior?

(Carla canalizando)

Somos aquellos conocidos para ustedes como el principio de Q’uo. Saludos en el amor y en la luz del único infinito Creador en cuyo servicio venimos a ustedes este día. Es nuestro privilegio y nuestro placer ser llamados a vuestro círculo de búsqueda y con mucho gusto nos unimos a esta sagrada sesión de trabajo para hablar con ustedes en relación a la luz y la oscuridad y la evolución de la humanidad.

Como siempre, antes que comencemos, les impondríamos usar toda discriminación cuando escuchen lo que tenemos que decir, cosechando para su posterior pensamiento aquellos pensamientos nuestros que resuenen con ustedes y dejando el resto atrás. Si van a usar sus poderes de discriminación y confían en ellos, no serán llevados por mal camino por palabras engañosas y pensamientos superficiales, sino que permanecerán dentro de vuestra integridad y seguirán su propio proceso. Les agradecemos inmensamente por esta consideración ya que nos permite hablar libremente aquellos pensamientos que compartiríamos con ustedes en este momento.

Agradecemos a aquel conocido como G por esta pregunta, porque nos brinda una oportunidad de compartir pensamientos en relación a la principal característica de vuestra densidad, y hasta cierto punto, la porción inicial de la densidad que vendrá. Vuestra densidad es a menudo llamada la Densidad de la Elección. Con elección está la referencia exclusiva a la dinámica de dos senderos, uno alto, uno bajo; uno radiante, uno magnético; uno servicio-a-los-otros, uno servicio-a-si-mismo.

De la misma manera que esa es la característica central de vuestra densidad, así también es la actividad central del buscador espiritual para hacer la elección entre lo alto y lo bajo, lo radiante y lo magnético, la luz y la oscuridad, servicio a otros a servicio al yo.

Hablamos a aquellos que han hecho su elección inicial de servicio a otros. Nosotros también, en nuestras terceras densidades [1], hicimos esa elección, cada uno por nosotros mismos, y así caminamos aquel camino de la luz, el radiante, el servicio-a-los-otros. Ustedes se nos unen y son maravillosos compañeros para nosotros mientras compartimos vuestras vibraciones en este círculo de búsqueda. ¡Qué maravilloso es caminar juntos!

La evolución es inevitable. Ninguna fuerza se le puede oponer. Ninguna fuerza puede evitar que siga adelante. Sin embargo, el motor del deseo puede acelerar la marcha de la evolución espiritual. Decimos esto para indicar que no es que los poderes de la oscuridad intenten impedir la evolución. Más bien es que los poderes de la oscuridad le piden al buscador que evolucione de acuerdo al sendero de servicio-a-si-mismo.

Tal progreso puede parecer que sea incómodo a uno que esté completamente dedicado a buscar [en servicio a los otros]. Lograr siempre mayor polaridad en servicio-al-yo, sin embargo, es un camino tan válido de evolución de mente, cuerpo y espíritu como lo es la polaridad de servicio-a-los-otros en el sendero de luz. Ambos caminos se convierten eventualmente en unidad en sexta densidad.

Así, cuando se piensa en la forma en que cada acción se encuentra con una acción igual y opuesta, no es necesario pensar en esta ilusión sino más bien pensar en una elección que se hace una vez, y luego otra vez, y otra vez, y otra vez, a lo largo de una experiencia encarnacional.

La esperanza que aquellos seguidores de la oscuridad tienen al ofrecer aquella necesaria oscuridad que ensombrece la luz es que el buscador se distraiga y deje de moverse en un patrón continuo de elecciones que son igualmente positivas y encuentre que el yo [está] considerando elecciones que son no necesariamente oscuras, pero que son aquellas que indican la atracción de la sombra. El buscador que es distraído por la tentación puede sentirse quemándose y encontrar que se debe sentar al lado del camino por un tiempo para descansar. Esto no detiene el camino de la evolución, que es inevitable. Simplemente lentifica ese proceso de aceleración que había estado siguiendo antes de que esa tentación hubiera sido aceptada.

Es, sin embargo, bastante cierto que a medida que un buscador se acerca más y más a la luz, despliega una sombra cada vez más definida, de tal manera que atrae la atención. Y consecuentemente recibe la atención de aquellas energías y esencias de lo que este instrumento podría denominar «el lado oscuro», siguiendo la cultura pop [término] de Star Wars.

[Cuando] considere además que aquellos que buscan la luz son inocentes e ingenuos, y que aquellos que buscan la polaridad de servicio-al-yo son hábiles y sutiles, usted puede comenzar a ver la forma de la tentación. No se trata tanto del desplazamiento energético, con mano pesada, de dolor físico o aquellas tentaciones que uno podría ver como pesadas u obvias. Más bien es que esas tentaciones son insidiosas. Usted puede haber decidido un programa de meditación y la voz insidiosa dice, «No hoy día, tal vez mañana». Usted puede haber decidido abstenerse de hablar mal de otro y la voz insidiosa dice, «Pero se debe hacer justicia, debo ser justo, debo buscar la equidad, no me debo quedar en silencio».

Es aquella voz insidiosa que traslada el gasto de energía de su día desde una línea recta de servicio a los otros y en cambio lo alienta a apartarse hacia la consideración de aquellas cosas que no tienen nada que ver con el servicio a los otros sino que tienen todo que ver con la comodidad y las preferencias del yo. ¿Son aquellos deseos de confort y aquellas preferencias, negativas o más bajas que los deseos más elevados? Mis amigos, diríamos que no. Todos los deseos valen la pena. Todos los deseos son libres de ser seguidos hasta que ya no está ese deseo; hasta que ese deseo se ha ido sin esfuerzo.

No hay consideración de bajeza o juicio de un deseo sobre otro. Ustedes están aquí como entidades evolucionando por medio de conocer más y más acerca de ustedes. Ustedes experimentan aquellas cosas deseadas, observan los resultados de esos deseos, y así gradualmente reúnen conocimiento en relación a ustedes mismos y comprensión en relación a vuestras percepciones. [Como resultado] ustedes refinan sus deseos y purifican sus elecciones y sus intenciones.

No hay tal cosa como un error, porque los resultados de aquel error inevitablemente se corregirán a si mismos a través del tiempo, llevándolo sobre el camino que eligió antes de la encarnación por una serie de inesperadas y afortunadas vueltas y giros. En consecuencia, usted puede descansar de una preocupación de que pueda salirse del rumbo en una forma final o permanente. El camino va con usted y un sentido de guía dentro de usted lo guiará en el vector que fuere necesario de regreso hacia su deseo verdadero y fundamental.

En consecuencia, alentaríamos a aquellos que buscan, volverse siempre más llenos de luz y más transparentes al deseo del Infinito; a examinar con amor y no con juicio aquellos momentos de tentación, aquellos momentos de escuchar a la voz insidiosa que lo distraería y usaría la energía del día haciendo aquellas cosas que, luego de pensar, podría preferir no hacer.

Cuando usted se vuelve más maduro, espiritualmente hablando, y más experimentado, usted sentirá una y otra vez, que no ha hecho nada más que dar un paso atrás. Pero esto, mis amigos, se debe al hecho de que cuando usted está más cerca de la luz usted ve cada imperfección, cada grieta en la armadura de luz que hay dentro de usted. Y eso también es una gran tentación. Es una tentación alejarse de la espontaneidad y estar presente en el momento, volverse hacia auto-juzgarse y la auto-recriminación porque usted ve las imperfecciones percibidas en si mismo. Y sin embargo, este también es el lado sombra del yo, aquella voz insidiosa que lo aleja del sendero recto de ser transparente a la luz y abierto al momento, de tal manera que pueda cooperar con lo que sea que esté ocurriendo, ya sea que parezca ser una experiencia positiva o una negativa.

Damos el ejemplo de lo que habló antes este instrumento, en la conversación round-robin [2] que precedió esta meditación, de estar en el hospital y experimentar un período bastante largo de molestias, que le parecían a ella eran completamente innecesarias. Habría sido bastante fácil para este instrumento escuchar aquellas voces insidiosas, sentir pena por si misma, sentir ira, sentirse auto-juzgada. Sin embargo, este instrumento eligió, y ella eligió bien, dar gracias, sabiendo por experiencia que aquellos momentos de desafío son regalos difíciles de abrir, pero dulces al abrirlos.

Tales momentos vendrán a este instrumento y a todos quienes buscan el amor y la luz del único infinito Creador. A medida que la búsqueda se intensifica, así también pueden hacerlo los momentos de prueba. Para eso es vuestra ilusión, la prueba, la elección, la prueba, y la elección de nuevo. Es un tapiz de luz y oscuridad, y no hay elecciones equivocadas, sólo el descubrimiento del yo a través de las experiencias de la elección.

Les dijimos en el comienzo de esta conversación que no es sólo tercera densidad la que está envuelta en la dinámica de lo positivo y negativo, sino también el comienzo de cuarta densidad. En efecto, hay muchos quienes, siendo nuevos en cuarta densidad, se ofrecen a si mismos como soldados de la luz y ven a los soldados de la oscuridad como enemigos a ser combatidos. ¡Las voces insidiosas han ganado el día! Y aún, esto es aceptable también y no detiene el movimiento de la evolución, simplemente la distrae de su camino acelerado, aquella aceleración que es elegida por aquellos que buscan la luz.

Una y otra vez la Guerra en el cielo, como este instrumento llama a este fenómeno, sigue hasta que el último de tercera densidad se ha graduado y no hay más campo de batalla sobre el cual luchar. No condene esta situación, porque hay muchos ahí quienes no pueden ver rápidamente a través de la naturaleza de esta dinámica de luz y oscuridad y quienes deben, al tomar un bando, involucrarse en batalla.

La belleza de esta elección obviamente distorsionada, es que mientras cuarta densidad hace esta guerra, purga lo más duro del temor, ira y otras emociones negativas que yacen dentro de los planos internos de rayo-rojo, que constituyen un gran motor de temor que sale hacia afuera en tercera densidad como géiseres de negatividad subiendo a través del fango del subconsciente y hacia el interior de la mente.

Es un factor estabilizador para los planos internos de tercera densidad y ha aliviado ásperas vibraciones, de la misma forma que la energía del Día de Todos los Santos alivia pero no elimina la energía de All-Hallows Eve [3]. Cuando estos momentos de tentación ocurran dentro de su búsqueda, no tema, porque no está solo. Parado junto a usted está el cuerpo completo de aquellos dentro de los planos internos que vibran en amor, perdón y caridad. Llámelos y sienta la tremenda fuerza de ese apoyo. Es invisible, sin embargo está siempre cerca y siempre poderoso.

Aquel conocido como Jesús se paró en la cima del mundo en su momento de tentación. Se le ofreció poder, el poder de hacer las cosas bien para su gente. ¿Quién no querría aquello? Su único mérito excepcional fue el conocimiento de que su reino no era la Tierra y de que tenía poder para salvar pero no en el sentido terrenal al menos así que eligiera renunciar a su habilidad de ofrecer poder espiritual a aquellos que vieran más allá de esta tierra.

De esta manera el dijo, «Pónganse ustedes detrás mío». Y bajó de la colina que tenía vista al mundo, hacia el valle de humanidad, ignorancia, enfermedad, angustia y dolor. Y el dijo, «Este es mi reino. Aquí dejaré que la vida y el amor del único Creador fluyan a través mío. Aquí tocaré y seré tocado. Aquí amaré y seré amado».

¿Piensan ustedes que son algo menos que aquel conocido como Jesús? De ningún modo mis amigos. Todos ustedes son capaces de llevar la capa de la Cristiandad; capaces de dejar que la compasión corra a través de ustedes como un río dorado; capaces de abrirse y florecer en la luz del amor infinito, no para que otros los puedan ver, sino sólo para florecer, sólo para ser. En ese ser radica vuestro más grande don. En aquella transparencia radica vuestro más grandioso servicio.

En consecuencia, dejen el tiempo fluir. Es un río que les traerá tormentas y días fáciles. Furiosos remolinos y apacibles olas. Confíe en el bote sobre el cual está sentado. Es el bote de su conocimiento de si mismo. Deje aquel bote tomar toda el agua, todos los caprichos del río como vengan, y si realmente se distrae y se encuentra en un remolino dando vueltas y vueltas, deje que se agote a si mismo en usted, y luego saque la quilla, apúntela en la dirección que elija con todo su corazón, y comience otra vez.

Nunca hay un final. Nunca hay una verdadera pérdida. Sólo está usted, su deseo, y el camino sobre el cual usted hace mucho tiempo ha puesto su pie.

¿Podemos preguntar si hay una continuación a esta pregunta?, Somos aquellos de Q’uo.

G: Si, Q’uo, gracias. Brevemente, ¿está sugiriendo que la oscuridad o la polaridad negativa dentro del yo, el rostro de esa oscuridad, es tentación y que el yo encuentra esa oscuridad como tentación?

Somos aquellos de Q’uo, y estamos al tanto de su pregunta, mi hermano. Esa no es precisamente nuestra sugerencia. Estamos sugiriendo que es útil ver el lado sombra del yo como el oferente de tentación. No estamos sugiriendo que se separe del lado sombra. Estamos simplemente sugiriendo que en lugar de separar la parte luz de yo de la parte oscura, o los deseos más elevados del yo de los deseos más bajos, es útil ver que ambos, estos dos lados del yo, crean un todo. Juntas, la dinámica entre la luz y la oscuridad, crean esa maravillosamente única entidad que es usted.

Al sugerir que vea los deseos del lado sombra como una distracción y voces insidiosas, estamos intentando darle un punto de vista que tiene algo de arrojo y no-juzgar en relación a la valía de los, así llamados, deseos más bajos. Porque cada energía sombra puede, a través de la aplicación de compasión y aceptación incondicional, ser refinada para convertirse en una maravillosa, poderosa parte del yo que apoya la luz.

Al brindarle a la acción del lado sombra que está sobre la superficie, que viene hacia usted como tentación, la consideración de rehusar dejar de verla como una tentación, usted gradualmente es capaz de acercarse al lado sombra y pedirle ayuda. Sin embargo, a fin de dejar la superficie de los deseos sombra, estas voces insidiosas, y sumergirse profundamente debajo de aquella energía de superficie que toma parte en enjuiciar, usted está honrando a aquellas energías y pidiéndoles que se muevan a un estado más purificado.

Es como si viera a un niño pequeño que estaba actuando tontamente y no tomar esta tontería livianamente y decir, «Esa no es una buena decisión». Tal vez podría pensar en esto de otra manera. Usted no humilla al pequeño niño. Pero al estar sin temor frente a los berrinches del niño, al hablar directamente al niño a través de las tormentas de sus emociones, usted le da al niño la oportunidad de ver otra opción, otro camino.

¿Podemos contestarle más, mi hermano?, somos aquellos de Q’uo.

G: Responderé con un comentario y luego no haré una pregunta, porque hay otras preguntas. Mi respuesta es que entiendo y siento el beneficio de su enfoque que eleva la perspectiva del buscador a un punto desde el cual se pueden ver todos los deseos, como usted dijo, como dignos y valiosos. Y desde esa perspectiva el buscador puede responder a tales deseos con un corazón liviano, con una actitud fiel, con un corazón abierto, y así hacer el mejor uso de las energías que están disponibles.

Al mismo tiempo, a veces la forma en que lo escucho suena como si tratara de borrar distinción. Y sólo diría que yo creo que ser capaz de diferenciar, ser capaz de deducir distinciones, ser capaz de identificar y llamar algo por lo que es y saberlo es también muy útil y va mano a mano con aquella perspectiva que usted está tratando de transmitir, cual es saludar aquello que usted ha identificado con un corazón abierto. Eso es todo por mi parte, adelante a otras preguntas.

Somos aquellos de Q’uo, y estamos al tanto del comentario de esta entidad, el cual es perspicaz. Agradecemos a aquel conocido como G por compartir esta idea.

¿Podemos pedir si hay otra pregunta en este momento? Somos aquellos de Q’uo.

Jim: B pregunta, «Cuando nuestros cuerpos físicos mueren en tercera densidad, ¿aproximadamente cuánto tiempo toma a una entidad entonces para encarnar en la cuarta densidad?»

Somos aquellos de Q’uo, y estamos al tanto de la pregunta de aquel conocido como B, a quien ofrecemos saludos.

La respuesta a esta pregunta no puede ser singular, porque cada entidad es única. Si una entidad ha sido capaz de moverse a través de la sanación de la encarnación mientras estaba dentro de la encarnación física, el tiempo de sanación que se pasa después de la encarnación y antes de que se tome una decisión con respecto al próximo paso, puede ser bastante corto, en su medida del tiempo tal vez un número de semanas. Especialmente si hay algún tipo de presión desde el interior de la entidad para moverse hacia delante, este procedimiento puede incluso ser acortado a tal vez uno o dos meses y no más.

Inversamente, si durante la encarnación física no ha habido una sanación de la encarnación, el tiempo de sanación puede ser bastante prolongado, tal vez en su medida del tiempo muchos años. Depende de la profundidad del complejo de distorsión en el cual existe una entidad en el momento de su muerte desde la vida física a una vida más extensa o metafísica.

En efecto, existen aquellos quienes han muerto sin darse cuenta que han ingresado a las puertas de una vida más extensa, principalmente aquellos sobre el campo de batalla, pero también aquellos tomados en repentinos traumatismos en formas distintas que la guerra. Ellos pasan muchos, muchos años, tal vez incluso siglos de vuestro tiempo, viviendo a través de la bruma y la confusión hasta que finalmente hay una conciencia del verdadero estado de las cosas, el cual es que ya no están más en un cuerpo físico y ya no están viviendo una vida física.

Por ejemplo, cuando las Torres Gemelas fueron detonadas en su ciudad de Nueva York en su año 2001, hubieron cientos de entidades que murieron tan rápidamente, que no estaban concientes del cambio de su condición. Los nativos de aquella isla, siendo lo que ustedes llamarían naturaleza de Nativos Americanos, vinieron hacia los planos interiores de aquella construcción y armaron fogatas y llevaron a los grupos de gente hacia ellos haciendo brillar esa luz parpadeante. Y sentándose alrededor de las fogatas, ellos contaron la historia de muerte y renacimiento hacia un nuevo medio ambiente.

Por un período de tiempo los Indios de Manhattan llevaron a su tribu a todos aquellos que estaban confundidos, y uno por uno, los volvieron capaces de ver su guía viniendo por primera vez, de tal manera que reingresaran al flujo de la evolución y comenzaran su tiempo de sanación.

Usted preguntó cuánto tiempo toma luego que se ha alcanzado la conciencia y ha terminado la sanación, para ingresar a cuarta densidad. Eso también es variable. Para algunos es muy rápido, porque está la impaciencia de continuar con las nuevas lecciones, el nuevo servicio, el nuevo aprendizaje, los nuevos desafíos, y es una cosa embriagadora estar en la luz de cuarta densidad en la cual hay tantísima más información y tantas más opciones de qué aprender, cómo servir y así en adelante.

Para otros, y de hecho en la mayoría de los casos de aquellos quienes se están graduando en este tiempo en la cosecha de la Tierra, hay una decisión de quedarse dentro de los planos interiores y ayudar a iluminar la [tercera-densidad] conciencia planetaria, o efectivamente, se toma la elección de ingresar dentro de encarnación en el mundo de tercera densidad otra vez, viniendo esta vez como trotamundos de cuarta-densidad, a fin de contactar a aquellos hermanos y hermanas a quienes recién han dejado.

Estas entidades son aquellas que ustedes llaman los niños índigo o los niños de cristal, y su presencia, con sus cuerpos doblemente activados es muy útil. Porque dentro de la encarnación estas entidades tiene un velo más delgado a causa de su doble activación, y entonces son capaces de ser faros y permitir que la luz del infinito Creador fluya a través de ellos con mucha menos resistencia que aquellos con cableado de tercera-densidad solamente.

Debe recordarse, mi hermano, que una vez que usted ha dejado el río del tiempo e ingresado a la vida más extensa, [el tiempo] es completamente irrelevante para usted. Vuestra preocupación entonces es alcanzar patrones, llegar a un equilibrio, y cuando el equilibrio se ha logrado, desenvolver el yo, sintonizar el yo, y volver al yo hacia la próxima elección de caminos, la próxima encarnación o el próximo período de servicio no-encarnacional dentro de los planos interiores. Usted debiera realmente no tener que preocuparse del momento cuando su tiempo en tercera densidad se ha terminado.

Es una bendición estar en el río del tiempo y tener estas elecciones que hacer mientras el velo es grueso y opaco. Mucho se puede hacer en esa atmósfera que no puede hacerse cuando no hay velo. Porque cuando hay un opaco y grueso velo, es la fe la que puede mover el punto de equilibrio dentro de vuestra personalidad en un sentido más profundo, de una manera mucho más poderosa de lo que puede lograrse cuando la fe ya no es necesaria, porque usted ve todo y sabe la verdad a ciencia cierta.

Agradecemos a aquel conocido como B por esta pregunta. ¿Podemos pedir si hay una pregunta final en este momento?

D: Si, tengo una. ¿El sistema planetario de sanación llamado Reiki es el mismo al que Ra denominó el envío de amor/luz?

Somos aquellos de Q’uo, y estamos al tanto de tu pregunta mi hermano. La descripción que aquellos de Ra ofrecieron en conversaciones con aquel conocido como Don [4] de la sanación y de la teoría de Reiki, son en efecto congruentes, mi hermano. Mientras la enseñanza de Reiki no involucra precisamente la misma forma de describir la puerta de la infinidad inteligente y el permitir y desear que la energía pase a través de la puerta hacia el chakra de rayo-verde y luego hacia fuera, a través de las manos y así en adelante, aún así la actividad que ambos sugieren es congruente.

¿Podemos contestarle más, mi hermano? Somos aquellos de Q’uo.

D: !Estuvo estupendo! Gracias.

Le agradecemos, mi hermano. Podemos decir qué privilegio ha sido compartir nuestra meditación con ustedes. Agradecemos a cada uno de ustedes por su coraje y su belleza, y dejamos este instrumento y a este grupo regocijándose en el poder y la paz, el amor y la luz del único infinito Creador. Somos conocidos para ustedes como el principio de Q’uo. Adonai, mis amigos. Adonai vasu borragus.

 

[1] El principio de Q’uo está formado por tres complejos de memoria social: Hatonn, Latwii y Ra. Aquí, Q’uo está diciendo que los tres complejos de memoria social eligieron el camino de servicio-a-los-otros.

[2] Donde una persona tras otra, canaliza, tomando turnos.

[3] El nombre original de Halloween.

[4] Donald T. Elkins.

  Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 2009 - Español Enero 10, 2009

Copyright © 2017 L/L Research