Skip Navigation Links
L/L Research
Home
Library
Are you a wanderer?
About Us
Carla’s Niche
Podcast
Online Course
Search
E-mail L/L
Copyright Policy
Recent Updates

Now on Bring4th.org

Bring4th.org

Forums

Online Store

Seeker Connector

Gaia Meditation

Subscriptions

Links

Donate/Volunteer

Join Us

Facebook

Twitter

Tumblr

Instagram


Biblioteca

Transcripciones de L/L Research

ACERCA DEL CONTENIDO DE ESTA TRANSCRIPCIÓN: Esta canalización telepática ha sido tomada de transcripciones de las reuniones semanales de estudio y meditación de los Laboratorios de Investigación y Desarrollo Rock Creek y L/L Research. Se ofrece en la esperanza de que le pueda ser útil a usted. Como la Confederación siempre hace una acotación al decir, por favor use su discriminación y juicio al evaluar este material. Si algo te suena cierto, bien. Si algo no resuena, déjelo atrás, porque ni nosotros ni tampoco aquellos de la Confederación desearíamos ser un tropiezo para nadie. (Traducción al español realizada por Angelo Zucco.)

Meditación Especial

Enero 20, 2009

Jim: Esta es la pregunta de T: «Me encontré con un gran libro llamado Cosmos escrito por Carl Sagan. [1] Describe la inteligencia de las ballenas vívidamente y también describe el cruel comportamiento del hombre hacia ellas y los delfines. En breve, Sagan dice que los delfines y las ballenas son seres telepáticos y auto-conscientes y que su nivel espiritual es incluso más alto que el del hombre y que su tierra original es la Tierra desde eones atrás.

«Mientras tanto en nuestro grupo de estudio LdU [2] en Taipei recién leímos la Sesión No. 90 y Ra ahí hablaba acerca de pulgares oponibles y que parece ser uno de los factores clave que contribuyen a las tendencias guerreras de la humanidad.

«Mi principal pregunta es, ¿cómo podemos aprender de las ballenas y los delfines en una forma continua, diaria? ¿Es imperativo que debamos aprender a comunicarnos con delfines y ballenas? Si es así, ¿Q’uo nos enseñaría cómo comunicarnos con ellos?»

(Carla canalizando)

Somos aquellos conocidos para ustedes como el principio de Q’uo. Saludos en el amor y en la luz del único infinito Creador, en cuyo servicio venimos a ustedes esta noche. Deseamos agradecer a este círculo de sesión y especialmente a aquel conocido como T por llamarnos a vuestro círculo de búsqueda. Estamos muy felices de unirnos a ustedes para esta sesión de trabajo y hablar con ustedes en relación a las ballenas y los delfines y sus océanos.

Sin embargo, como siempre, primero pediríamos a ustedes que usen su discriminación cuando escuchen o lean estas palabras, tomando aquellos pensamientos que sean resonantes con ustedes y les sean provechosos, y dejando el resto atrás. Apreciaríamos profundamente que hagan esto, ya que nos permite la libertad de ofrecer nuestras opiniones, sin estar preocupados de que quebrantemos vuestros sagrados procesos espirituales o infringir vuestro libre albedrío. Les agradecemos por esta consideración.

Así como vuestra especie ha tenido su evolución interrumpida por manipulación genética muchos miles de sus años en el pasado, también la evolución de aquellos conocidos para ustedes como delfines y ballenas y otros cetáceos tales como las marsopas, ha sido interrumpida, no por aquellos de fuera de su planeta, sino por aquellos en la isla-continente que ustedes han llamado Atlántida.

La conciencia de estos mamíferos fue mejorada por la manipulación genética que causó que los así-llamados humanos y los así-llamados cetáceos [3] se unieran y se combinaran y se unificaran en lo que tenía toda la apariencia de ser un cetáceo, y que sin embargo ahora poseía un complejo de espíritu de nivel de tercera-densidad.

De esta manera, el proceso de reproducción natural, gradualmente invistió a todas estas especies con conciencia de tercera-densidad. En consecuencia, ustedes y las ballenas y delfines son de hecho hermanos, moviéndose a través del ciclo mayor de tercera-densidad de 76.000 o algo así de sus años.

La necesidad de entrar en un diálogo entre humanos y delfines, humanos y ballenas, y humanos y marsopas es atractiva y urgente para muchos de sus científicos, que captan la inusual inteligencia de estos mamíferos oceánicos. Tal vez podamos decir, que la mejor manera de aprender de los cetáceos de su planeta, es imaginar cómo ustedes podrían experimentar la tercera densidad si su campo de esfuerzo estuviera limitado a aquellas actividades que pudieran ser realizadas sin el uso de manos con los pulgares oponibles, que el conocido como T mencionó en su pregunta.

¿Qué tal sería tener una larga vida en la cual no fueran necesarios trabajos, con el fin de pagar las cuentas, no hubieran recursos que vigilar o territorio que defender?

¿Cuán diferente sería vuestra vida si fueran libres para elegir los sueños y visiones con los que quisieran ocuparse; las meditaciones en las que desearan encerrarse; la contemplación que quisieran disfrutar, no sólo por una hora o unos pocos minutos, sino también por todas sus horas despiertos, por una vida entera?

Si su alegría fuera la danza de la armonía con los elementos, la danza de la confraternidad con aquellos de su tipo y la danza de la familia consorte con los hijos de los padres consortes, ¿cuán diferentes serían ustedes de lo que son ahora? ¿Cómo los afectaría el ambiente de comodidad y facilidad y ritmo?

¿cómo los afectaría la falta de necesidad de crear y usar herramientas?

Es claro que los cambios serían profundos. Porque en la mayoría de las vidas humanas el lugar de habitación gira en torno de la necesidad de hacer algún tipo de trabajo útil. Es decir, útil como está definido por aquellos que lo contratarían a usted para hacer ese trabajo, de manera de canjear su tiempo por el emolumento [4] recibido. Este emolumento es necesario para que usted pueda comprar para usted y su familia comida que comer, un techo sobre sus cabezas, calor en el invierno, frescura en el verano, y ropas para crear una modesta apariencia y cubrir la desnudez de su forma física. Hay muchos aparatos que su gente encuentra necesarios o deseables. Estos también deben ser comprados con el dinero hecho de su trabajo.

Sólo muy pocos humanos son capaces de pasar por su encarnación sin que su conciencia sea saturada por el apuro y el ruido de lo que este instrumento llamaría el diario machacar. Aquello que ustedes comen debe ser preparado y luego después que es comido, los desechos deben ser descartados y esto toma su tiempo. El techo que está sobre su cabeza debe ser mantenido. El suelo, polvo y otros desórdenes [deben ser] barridos y sacudidos y fregados. En efecto, incluso su ambiente natural, que ustedes llaman césped, se ha convertido en aquello que debe ser mantenido y no se le permite crecer naturalmente. Y así más tiempo, más energía, más de su dinero, se gasta en crear para ustedes la atmósfera que ustedes prefieren.

Su mundo está lleno de límites: en este lado está tu propiedad, en el otro, la de alguien más. En tu closet están tus ropas, no las de otro. Ustedes pasan un montón de su tiempo acumulando sus reservas de cosas útiles y deseables, y estas también deben ser mantenidas. Las baterías necesitan recargarse, los cables de corriente deben ser encontrados. La lista sigue y sigue.

Esto está en duro contraste con sus hermanos y hermanas, que son capaces de surcar libremente a través de aguas siempre cambiantes, donde la comida es abundante y se encuentra sin esfuerzo perceptible, donde todas las aguas son aceptables en temperatura, donde no hay dinero que ganar y no hay cosas que comprar. No hay nada que almacenar contra un crudo invierno o que envejezcan. Sólo hay aire que respirar, agua en la que nadar, compañía y sueños, meditaciones y contemplaciones de todos los años de vida.

¿Qué puede aprender de la contemplación de estas diferencias, mi hermano? Fue la opción de aquellos Atlántidos, que se ofrecieron para los experimentos en genética, el elegir estos bellos animales. La política de su hogar en Atlántida, les parecía a ellos que estaba en una polaridad cuestionable, [y así parecía] deseable para ellos, entonces, usar su tecnología para embarcarse en una gran aventura.

Estos, entonces, que nadan los mares de vuestro tiempo, son los descendientes de los filósofos y sabios que vieron una mejor forma de moverse a través de la evolución espiritual de tercera densidad, eligiendo no tanto servicio a los otros, como forma de rechazo a vivir en servicio a si mismos.

¿Podemos preguntar si hay una continuación a esta pregunta, mi hermano? Somos aquellos de Q’uo.

Jim: Su segunda pregunta es, «De acuerdo con Ra Sesión 90, nuestro Logos parecía estar a favor del mono bípedo [cuerpo físico]. Si es así, ¿entonces cómo los delfines y ballenas parecen obtener la delantera sobre el hombre en desarrollo espiritual? Parece que no tienen el pesado velo del olvido como nosotros. ¿Por qué es así?»

Somos aquellos de Q’uo, y estamos al tanto de su pregunta mi hermano. El único infinito Creador, mi hermano, no fue responsable de elegir el mono bípedo, o gran simio, sobre cualquier otra especie. Mejor dicho, fue el complejo de memoria social conocido como Yahvé, quienes sintieron que esta forma sería muy eficiente para explorar el tema de la polaridad. El creador está enteramente deseando que toda especie logre un nivel de tercera-densidad de conciencia y tomar, entonces, el complejo espíritu como una porción del yo.

El potencial de inteligencia y discernimiento en los humanos, los descendientes de los grandes simios, y en los cetáceos, aquellos quienes originalmente fueron animales de tierra pero evolucionaron hacia animales marinos, es aproximadamente el mismo, la relación de tamaño de cerebro a tamaño corporal es similar. Sin embargo, la especie humana se ha vuelto cada vez más distraída de los niveles más profundos de contemplación, meditación, imaginación, comprensión y de sueños.

La conciencia que es común a ambas especies, ha sido profundamente interrumpida por el intelecto de la especie humana, que a medida que han rodado los siglos, se ha vuelto más y más involucrada en hacer elecciones, ninguna de las cuales están dirigidas a temas espirituales.

En consecuencia, la gran bendición y recurso de los lóbulos frontales de sus cerebros no se usa. No hay un esfuerzo concertado para desarrollar y aprender el uso de estos lóbulos frontales. El proceso de lograr conexión con esta parte del cerebro, no es aquel que se enseñe ampliamente.

Este instrumento diría que la especie humana se ha disparado a si misma en el pie. Ha vuelto su espalda sobre un gran recurso espiritual, aquel que es un gran potenciador de la conciencia, que es el don del Creador a todas las especies en tercera densidad, lo que tienen en común. Eso es lo mismo para todos. Sin embargo, los humanos han elegido continuar desarrollando su habilidad para usar herramientas, hacer conexiones, y encontrar formas de hacer cosas en el círculo del mundo con sus muchos aparatos, sus muchas máquinas, su más y más sofisticada electrónica.

El aspecto espiritual de aquellos lóbulos frontales se ha rendido a la exaltación y al uso cada vez más complejo del intelecto, aquella parte de la mente que es diferente para cada entidad, aquella parte de la mente que no es propensa a encontrar conexiones entre el yo y el otro-yo. En consecuencia, los humanos se han trabado a si mismos en cavidades aisladas de conciencia que comienzan y terminan con [el área entre] el oído izquierdo y el oído derecho y la parte superior de la cabeza al fondo del cerebro.

Los humanos han realizado un maravilloso trabajo de desarrollar las posibilidades del pensamiento intelectual, mientras han dejado descuidadamente olvidados, y en su mayoría abandonados, los dominios más profundos de la comprensión, , meditación y contemplación, aquellas actividades que conectan los lóbulos frontales con el resto del cerebro.

Ustedes no han tenido la opción de aquellos sabios de la Atlántida. Ustedes no tienen la libertad de elegir el medio ambiente de la tierra y el pulgar oponible o el agua que corre por siempre sin fronteras y sin límites que encasillen la mente y la apaguen. Entonces, bien puede parecer que las ballenas y delfines tiene más sabiduría que sus contrapartes humanas. Sin embargo, los recursos suyos y los vuestros son los mismos. Es la diferencia medioambiental la que ha conformado la forma en que las dos especies han usado su tercera densidad para hacer su elección de polaridad.

¿Podemos contestarle más, mi hermano? Somos aquellos de Q’uo.

Jim: «El último artículo de Carla para UPI mencionó el tema ambiental y luego de leerlo, no puedo evitar hacer la pregunta, ¿Q’uo, piensan ustedes que los delfines y las ballenas son mejores o más adecuados custodios de la Madre Tierra que los seres humanos? Y si no quisiera contestar simplemente si o no, ¿podría simplemente comentar sobre la pregunta?»

Somos aquellos de Q’uo, y estamos al tanto de su pregunta, mi hermano. No puede decirse que aquellos que nadan los mares tengan alguna capacidad de ser administradores del océano que nadan. Al no tener pulgares oponibles, ellos no han creado herramientas para hacer cosas que podrían, o podrían no ser, negativas en su impacto al medioambiente. En consecuencia ellos jamás han dejado el estado natural, en el cual son simplemente una parte de su medioambiente. Ellos no crean dificultades con su medioambiente, porque su medioambiente los ha formado y ellos siguen los pasos de su medioambiente.

Los humanos, por otro lado, tienen toda la capacidad de tener un impacto sobre su medioambiente ya sea como saqueadores o como cuidadores. Por algunos de sus años, sus gentes han olvidado que son parte de su medioambiente y que su medioambiente es parte de ellos. Así que se han vuelto de ser cuidadores a ser saqueadores, tomando de la Tierra aquello que la Tierra no puede reemplazar y creando una espiral descendente con el descuidado e impensado uso de los recursos, lo que no puede ser sostenido.

Es a los humanos entonces a quienes se les ofrece el gran desafío, y queda a aquellos mismos humanos elegir su respuesta a los varios malos hábitos, digamos, que los humanos han creado en su así-llamada civilización. En efecto, encontramos que la conmoción de despertar y descubrir cuán crueles han sido, de hecho, con su Madre Tierra, es aplastante para muchos que sólo gradualmente han despertado a la conciencia de que desean ser parte de la danza de la vida sobre la Tierra y no su raptor y su ladrón.

Esperamos que más y más será un desafío alegremente encontrado y entusiastamente tomado, encontrar formas de coexistir como parte de la danza y parte de lo bueno, dentro del medioambiente del Planeta Tierra. Sentimos que, más y más, hay gran amor en los corazones de sus gentes, por su Tierra Madre. Y encontramos que esta es una emoción muy útil y apropiada, una que ayuda inmensamente en el proceso de polarización hacia el servicio a otros.

¿Podemos preguntar si hay otra consulta en este momento? Somos aquellos de Q’uo.

Jim: «De acuerdo a información de Q’uo, la cuarta densidad está llegando muy pronto. Cuando la Tierra ingrese completamente en la cuarta densidad, supongo que habrán dos tipos de seres de cuarta densidad: uno con apariencia de humanos y otros con apariencia de delfines o ballenas. ¿Es correcto?»

Somos aquellos de Q’uo y estamos al tanto de su pregunta, mi hermano. Mi hermano, es ciertamente correcto en términos de los primeros graduados de tercera densidad, porque toma una cierta cantidad de lo que ustedes llaman tiempo y experiencia en cuarta densidad, a fin de comenzar a disfrutar la libertad que esta densidad ofrece. No somos quienes pueden probar su futuro en términos de tiempo lineal, porque en el sentido lineal de espacio/tiempo, estas elecciones todavía no han sido hechas.

Pero dentro de cuarta densidad está la capacidad de que el cuerpo físico haga elecciones en el sentido de qué forma desearía usar. Esto abre la opción no sólo a la forma humana y la forma de los cetáceos, sino también a otras formas.

Así que diríamos, mi hermano, a principios de cuarta densidad se encontrarán ciertamente muchos cetáceos de cuarta densidad y muchos humanos de cuarta densidad, en los que sus formas continúen pareciéndose a aquellas especies. A medida que cuarta densidad evolucione, también lo harán las elecciones de sus almas.

¿Podemos preguntar si hay otra consulta en este momento? Somos aquellos de Q’uo.

Jim: La última pregunta se refiere a la dieta. T dice: «Básicamente, pienso que somos libres de comer cualquier tipo de alimento que deseemos. Sin embargo, no comemos carne humana porque está en contra de la ley y la ética. ¿Pero qué hay de las ballenas y los delfines? Si los matamos y comemos, ¿incurrimos o aumentamos nuestro karma negativo, como cuando matamos a una persona?»

Somos aquellos de Q’uo y estamos al tanto de su pregunta, mi hermano. Se atrae Karma cuando una entidad hace una elección en servicio del yo, sabiendo que esta elección dañará a otro ser conciente. Existen muy pocas entidades humanas sobre su planeta en este momento, que tengan alguna conciencia en lo absoluto de la naturaleza de los cetáceos. En consecuencia, ya que para su conciencia ellos sólo están destruyendo peces, su karma es el de uno que destruye peces. Uno que es ignorante no puede ser tomado como culpable de aquello en lo que estaba en completa ignorancia.

Por otro lado, es bueno puntualizar que existe lo que usted podría llamar un tipo de karma involucrado en comer cualquier cosa en lo absoluto: bayas, nueces, vegetales, pastos y productos lácteos. Todas estas cosas tienen un tipo de conciencia. No es sólo la carne de pescado y animales la que no puede ser consumida sin que haya un efecto de respuesta. Todas las cosas que se mueven para alimentarlo como humano le han dado su conciencia a usted y consecuentemente, es una práctica espiritualmente positiva recordar siempre dar gracias por cada bocado de alimentación que se ingiere.

Encontramos en la mente de este instrumento el conocimiento de que hay ciertos tipos de atún que contienen delfines y que este instrumento hace mucho ha rehusado comprar ese tipo particular de atún. [5] Y supondríamos que de donde sea que ha venido el conocimiento de la naturaleza especial de estos cetáceos, existe un correspondiente rechazo a ingerir su carne.

La manera de su densidad es la manera de cuerpos que son creados como destilerías químicas que toman las materias primas y las procesan químicamente de manera de disolverlas, para usar los nutrientes que el cuerpo necesita y luego excretar aquello que sobra. Es ciertamente una excelente idea espiritualizar el proceso de comer, dándole respeto y honor y dando a esas nueces y bayas, vegetales, productos lácteos y carnes que son comidas, gracias y alabanzas por el regalo de sus conciencias.

Cerraríamos esta meditación de delfines, ballenas y marsopas, considerando una última característica de su ser, y aquella es la comunicación.

La comunicación de los cetáceos es comunicación de conceptos. No es todavía telepatía. Está la creación de sonido que viaja a través del medio de agua, que contiene las muy cortas ráfagas de comunicación que crean el grupo de pensamientos dentro del concepto. Hay grandes ventajas en la comunicación de conceptos sobre la comunicación con palabras, porque en la comunicación por conceptos no existe la posibilidad de malentendido a causa de palabras usadas torpemente.

Este instrumento también ha aprendido a usar la comunicación por conceptos para recibir conceptos y traducirlos a lenguaje. Sin embargo, para ustedes como especie, aprender a ofrecer conceptos el uno al otro en lugar de palabras, es tal vez esperar demasiado, porque ustedes tienen la capacidad de vocalizar y ya sea que canten su lenguaje o lo hablen, ustedes tienen gran facilidad para modular su voz y para hacer una variedad de sonidos.

De todas aquellas formas de evolucionar que han separado entre los terrestres, humanos de pulgar oponible y los cetáceos basados en agua, ésta es tal vez la diferencia más decidora. Y, de una forma, explica mucha de la confusión y agitación de ustedes que habitan sobre la tierra y hablan palabras a los otros, pero a menudo no los unos con los otros.

[Esperamos] que ustedes puedan aprender no sólo de los delfines y ballenas, sino también de nosotros, quienes hablamos en conceptos a aquellos con oídos para oír y corazones para entender.

Qué alegría ha sido, mis amigos, hablar con ustedes en esta ocasión. Agradeceríamos al conocido como T con todos nuestros corazones por investigar siempre más profundamente dentro de la naturaleza de las cosas en un esfuerzo que nunca se cansa de buscar la verdad, encontrar el amor, y elegir el servicio que ofrece la máxima compasión y la máxima luz.

Agradecemos a aquel conocido como T por su ser y por su servicio, como también por sus preguntas, lo que ha sido nuestro privilegio y placer considerar.

En este momento, dejaríamos este instrumento y este grupo, agradeciendo a cada uno por la belleza de sus vibraciones compartidas. Somos conocidos para ustedes como el principio de Q’uo. Los dejamos en el amor y en la luz del único infinito Creador. Adonai, mis amigos, Adonai.

 

[1] Carl Sagan, Cosmos: New York, Random House, [2002].

[2] The Law of One = La Ley de Uno.

[3] Un cetáceo se define en www.dictionary.com como «perteneciente a los Cetáceos, un orden de mamíferos acuáticos, principalmente marinos, que incluye las ballenas y los delfines.»

[4] Un emolumento es un salario o una compensación u honorario por servicios prestados.

[5] En general, hay dos formas rápidas de asegurarse que el atún en latas que usted compra sea libre-de-delfín: comprando el atún blanco envasado en agua, en lugar del envasado en aceite, más oscuro, y verificando la etiqueta de las latas por el aviso «Libre de Delfín – Dolphin Safe». Más del 90% de todos los enlatadores de atún están ahora en conformidad con este etiquetado y la mortalidad de delfines de esta forma ha disminuido hasta un 90%. Para saber más, visite www.earthisland.org/immp/Dol_Safe_Standard.html.

  Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 2009 - Español Enero 20, 2009

Copyright © 2017 L/L Research