Skip Navigation Links
L/L Research
Home
Library
Are you a wanderer?
About Us
Carla’s Niche
Podcast
Online Course
Search
E-mail L/L
Copyright Policy
Recent Updates

Now on Bring4th.org

Bring4th.org

Forums

Online Store

Seeker Connector

Gaia Meditation

Subscriptions

Links

Donate/Volunteer

Join Us

Facebook

Twitter

Tumblr

Instagram


Biblioteca

Transcripciones de L/L Research

ACERCA DEL CONTENIDO DE ESTA TRANSCRIPCIÓN: Esta canalización telepática ha sido tomada de transcripciones de las reuniones semanales de estudio y meditación de los Laboratorios de Investigación y Desarrollo Rock Creek y L/L Research. Se ofrece en la esperanza de que le pueda ser útil a usted. Como la Confederación siempre hace una acotación al decir, por favor use su discriminación y juicio al evaluar este material. Si algo te suena cierto, bien. Si algo no resuena, déjelo atrás, porque ni nosotros ni tampoco aquellos de la Confederación desearíamos ser un tropiezo para nadie. (Traducción al español realizada por Angelo Zucco.)

Meditación Especial

Agosto 11, 2009

Pregunta de G: En la Sesión 52 de la serie La Ley de Uno, Ra dice que hay un gran peligro en el uso de la voluntad a medida que la personalidad se vuelve más fuerte, porque puede ser usada aún inconscientemente en una forma que reduzca la polaridad de la entidad. [1]

Q’uo, parece que la voluntad es una energía fundamental en movimiento, a la que se accede, que se invoca, y como los músculos físicos, se hace más fuerte a través del uso repetido. ¿Está diciendo Ra que la voluntad, esta emoción, puede operar fuera del ámbito de la mente conciente? ¿Está diciendo Ra que deseos, de los cuales uno no está conciente, pueden tomar posesión de la facultad de la voluntad, y utilizar la voluntad para fines que finalmente lleven a una reducción de la polaridad? ¿Es correcto decir que la voluntad sola, no tiene propósito, sin un deseo que la guíe? ¿También, cómo podríamos evitar tal escenario? Por favor explique más detalladamente.

(Carla canalizando)

Somos aquellos conocidos para ustedes como el principio de Q’uo. Saludos en el amor y en la luz del único infinito Creador, en cuyo servicio venimos a ustedes esta noche. Es un gran placer ser llamados a su círculo de búsqueda y les agradecemos por el privilegio de poder compartir con ustedes nuestros humildes pensamientos sobre el tema de la voluntad.

Como siempre, antes que comencemos, les pediríamos un favor. Mientras escuchan lo que tenemos que decir, por favor escuchen con criterio, tomando aquellos pensamientos que les sean de ayuda y dejando el resto atrás. Les agradecemos por esta consideración, porque nos permitirá ofrecer nuestros pensamientos sin estar preocupados de que podríamos infringir su libre albedrío.

La pregunta que el así conocido como G ha realizado, es una muy interesante, porque la primera distorsión de la Ley de Uno es el libre albedrío. Esta distorsión del libre albedrío es de hecho [como] aquella que el conocido como G describió, una fuerza primordial en movimiento, que está disponible para el uso de aquellos que serían co-creadores. Entonces, demos una mirada a quién es el Creador.

Tal vez uno podría decir que hay tres niveles básicos de voluntad. El primer nivel de voluntad es la voluntad que no ha sido tomada por ninguna entidad. Es el viento sobre el agua. Es el movimiento de aquella agua mientras se mueve desde la lluvia al acuífero, al mar, al aire de nuevo. Ese libre albedrío que es la primera distorsión no tiene sujeto. No tiene objeto. Es puro verbo.

Hay un segundo nivel de voluntad que podría ser llamado la voluntad personal. Aquella es la voluntad que crea y luego disfruta, manteniendo preferencias. La voluntad personal de uno entra en acción a medida que uno se encuentra con las muchas, muchas preguntas del día. ¿Qué tomarás al desayuno? ¿Qué libro preferirías leer? ¿ Qué película te gustaría ver? ¿Qué canción te gustaría oír? ¿Qué estilo de ropa deseas usar? ¿Dónde deseas vivir? Todos estos asuntos que te importan sólo a ti, son asuntos de tu voluntad personal.

Cuando hay una relación entre usted y otro, la voluntad personal de aquella persona entra en juego y usted rápidamente descubrirá que a menudo su voluntad y la voluntad del otro no son la misma voluntad. Esto no es un problema especial cuando se trata de lo que tomará al desayuno o qué es lo que usted leerá, pero cuando se trata de preguntas tales como ¿Dónde deseo vivir?, el conflicto de la voluntad personal de si mismo y del otro puede ser agudo y crear un catalizador.

Tal conflicto de las voluntades está siendo experimentado actualmente por aquel conocido como R, y esta entidad puede testificar con lágrimas y un corazón destrozado, de que hay momentos cuando el conflicto de deseos personales puede ser insoportable y constituir un genuino desafío para el espíritu en desarrollo, situando al yo en el horno abrasador que templa almas.

La tercera capa de la voluntad es aquel aspecto de la personalidad disciplinada cuya contraseña es, «Hágase no mi voluntad, si no la tuya». [2] Entonces, el objetivo de tal entidad que desea trabajar con la personalidad mágica es llegar a una, cada vez más y más, clara conciencia de exactamente cuál es la voluntad del Creador.

La práctica de tal buscador, es primero determinar a su completa satisfacción cuál es esa voluntad y entonces, y sólo entonces, asignar la intención para acceder a esa voluntad del Creador y unirla al deseo del corazón.

Esta es una empresa tremendamente sutil. Es una cosa sutil primeramente determinar la voluntad del Creador para ti, en segundo lugar, acceder a tal voluntad de una manera tal de unirla con tu deseo, y en tercer lugar crear dentro del yo el ambiente dentro del cual la intención y el deseo se vuelven manifiestos en acción.

Los caminos del intelecto son complejos y profundos. Es posible racionalizar casi cualquier línea de pensamiento, dada una duración de tiempo en la cual encontrar el fundamento para una línea de pensamiento tal. Cuántas veces ha escuchado la conversación de un nacido para vender y se ha entusiasmado con algo que, luego de reflexionar, no es lo que parece en lo absoluto.

A medida que busca conocerse a si misma, cada entidad se engaña a si misma muchas veces. El seleccionar y cambiar a través de máscaras, roles y racionalizaciones puede sentirse como un laberinto sin fin, fuera del cual no hay escapatoria.

De hecho, el buscador que intenta determinar la voluntad del Único infinito con su mente, está destinado a la confusión y la locura, porque la mente no está adaptada hacia la verdad en un sentido espiritual. La mente está preparada hacia la organización de elementos que afectan la mente y el cuerpo que van con ella, de tal manera que tal mente y cuerpo, aquella persona, pueda estar cómoda, segura y feliz.

Aún si esa mente desea pensar en cosas espirituales, esa mente estará percibiendo dentro de las máscaras y roles que igualan un comportamiento espiritual o actitudes espirituales. La mente de un hombre no es una herramienta que esté creada para dedicarse a esa verdad que va más allá del hecho e ingresa en la esencia.

Entonces, al buscador que desea dedicar la voluntad al nivel de espiritualidad, le ayuda una práctica diaria que remueva al yo del reino de la mente y lleve al yo al reino del corazón.

Así mismo, es hacia el corazón donde el buscador debiera orientarse en forma más beneficiosa, caminando a través del jardín externo del corazón y reuniendo toda su humanidad de tal manera que la pueda poner en el santuario interno del corazón en el cual el pueda rezar con el Infinito. Hay una detención ahí de los caminos del mundo. Hay liberación de la tiranía de la mente. Hay una aceptación de todo el aparentemente imperfecto yo, por un amor tan grande que te ha llamado a ti y a la creación a existir.

Miremos ahora a la personalidad mágica. La personalidad terrenal es creada por usted con la ayuda de su cultura, sus padres, sus maestros, y aquellos pares a los que usted desea emular. Ustedes lo prueban desde pequeños: «¿Yo soy esto? ¿Yo soy eso?». Descubres algunas cosas de tu personalidad terrenal. Descubres tus talentos. Descubres aquellas cosas en las que no tienes talento. Y luego llenas los espacios vacíos con [las formas de tu] cultura y aquellas elecciones que has hecho de a quién quieres parecerte, a quién te gustaría emular.

Si una mascara no te queda, puedes descartarla y tomar otra. «Yo solía ser como este, pero ahora soy como ese». Puedes reinventarte a ti mismo sin fin-hasta un cierto punto. Porque hay cosas dentro de tu yo encarnacional, que ustedes llaman personalidad o el ego, que están profundamente establecidas, que son tu, hasta los huesos, incluso hasta la médula de los huesos. Quién sabe cuales son esas características! Pero hay ciertas cosas específicas en la vida de cada entidad. Y a medida que te vuelves más conciente de ti mismo como una entidad, ya sea las combates y cooperas con ellas. Bendita sea la entidad que decide cooperar con sus rasgos de personalidad profundamente establecidos. Porque llegar a ser más espiritual no es un asunto de dejar de lado la personalidad terrenal. Más bien se trata de llegar a ser capaz de llamar a una facultad dentro del yo que es impersonal.

Decir que esta facultad sea impersonal no es lo mismo que decir que esta facultad no está firme e inextricablemente unida a la personalidad terrenal. Es decir simplemente que a fin de reclamar la personalidad mágica de uno, es necesario conocer el yo suficientemente bien, para ser capaz de controlar esa personalidad terrenal y dejarla a un lado por un tiempo para el propósito del servicio a los otros.

Todo lo que el mago hace está orientado hacia expresar devoción hacia el Creador y devoción hacia todos los otros yo de tal manera que haya un cambio en la conciencia del mago. El mago comprende la naturaleza dispersora y distractora de la personalidad terrenal sobre la intención espiritual, y entonces cuidadosamente crea un sistema de cualidades y esencias espirituales en un patrón dispuesto cuidadosamente que alcanzará hacia dentro de aquellas partes del yo que están demasiado profundo para ser vistas, hacia el interior de las partes arquetípicas y subconscientes del yo, con el fin de invocar aquellas poderosas, profundas esencias que sintonizan la mente y el corazón de tal manera que el yo como un todo suena y resuena con valor infinito al nivel que nunca cambiará.

El deseo de una entidad es como una luciérnaga- revolotea por aquí y por allá, fijándose en cosas pequeñas y grandes e infinitas con velocidad desconcertante. La misma entidad puede desear cierto sabor de helado, paz sobre la tierra para toda la humanidad, y ese espacio de estacionamiento que se acaba de desocupar, con velocidad apabullante. Y todos los deseos son auténticos y reales a su manera. Es en esos momentos, cuando uno está rezando en silencio con el Infinito que la luciérnaga del deseo aterriza sólo por un momento, sólo por un corto período, infinitamente corto e infinitamente precioso y llega a descansar en un punto de quietud que se abre hacia todo lo de infinidad y de eternidad.

Es desde estos momentos eternos fuera del tiempo, que uno puede recuperar una creciente habilidad de conocer sus propios deseos por lo que son y puede comenzar a separar el helado y el lugar de estacionamiento de la esperanza de paz.

Hay un hambre que viene a aquel que finalmente entiende que no sabe nada; hay un hambre por la presencia del Creador viviente. Es un hambre que jamás puede ser saciada en el mundo de diez mil cosas. Es un hambre preciosa. Es un hambre más preciosa que la plenitud de que todos los deseos se cumplan en el mundo. Es un hambre que llama a la devoción, que vive en la fe, que sabe más allá de todo el saber, que tiene conciencia sin satisfacción.

Es un hambre que desea, que alimenta el trabajo del mago. Y, mi hermano, a medida que usted trabaja con la voluntad, a medida que busca usar la voluntad en una forma consonante con sus aspiraciones espirituales, estás buscando ese grial que es la cosa más real en el mundo de ilusión. A medida que te mueves más allá de los deseos del cuerpo y los deseos de la mente hacia ese vacío lleno de devoción que llega a ti en aquel espacio interior, te estás preparando a ti mismo para ser una persona más poderosa. Es cuando te has convertido en esta persona poderosa, que debes ser extremadamente cuidadoso con el uso de la voluntad.

Una entidad que está viviendo en el mundo no tiene poder. Es muy poco frecuente que una personalidad indisciplinada pueda reunir su voluntad y tener fuerza tras de ella. Pero es la cosa más común en la búsqueda espiritual para una entidad que se ha hecho consciente de su poder, que se encuentre a si misma perdida en el laberinto del yo que aún no conoce, aquellas porciones de la yoidad que hasta ahora han escapado a su conciencia.

Este instrumento está actualmente trabajando para descubrir una de estas áreas sombreadas que ella ha encontrado dentro de si misma. Conociéndose a si misma como una entidad poderosa, ella está preocupada de que sin saberlo, aspectos de su yo no integrado puedan dejar caer juicios inocentemente y causarle daño a otro en forma no intencionada.

Al fin, todo esfuerzo debe ser dejado de lado y debe invocarse la fe, porque no hay fin a la sutileza y la complejidad del misterio humano. Inevitablemente te estarás sorprendiendo a ti mismo con quien eres, por la duración de tu vida. Cada entidad viviente es un Creador y contiene todas las cosas. Cada entidad viviente crea su propio universo y hace las leyes que rigen ese universo.

A medida que trabajas con tus percepciones de ti mismo, tu voluntad y tu deseo, deambularás dos veces más por calles falsas que por verdaderas. Por lo tanto, guíate más que todo por la fe – fe en tus buenas intenciones, fe en el proceso en si mismo, y fe en el Creador que te dio todo lo que necesitas para hacer el trabajo que viniste a hacer.

Pediríamos si hay una continuación a esta consulta. Somos aquellos de Q’uo.

G: No a la pregunta principal Q’uo. Gracias.

Te agradecemos, mi hermano. ¿Hay otra consulta en este momento? Somos aquellos de Q’uo.

G: Hay una consulta de los foros de Bring4th. «Le pediría a Q’uo que se refiera a la actitud de temor. Nuestra sociedad está impregnada con escenarios artificiales aterradores de lo que podría suceder, que parecen mantener incluso a los individuos más adeptos espiritualmente, fuera de equilibrio y buscando ya sea refugio o socorro. Las noticias de los medios muestran escaladas de discordia e incluso pánico, a medida que la gente se polariza alrededor de varios asuntos. ¿Puede darnos algunas sugerencias de cómo encontrar un equilibrio entre estar razonablemente informado, y sin embargo no contribuir a la creación de una realidad negativa? ¿Es incluso recomendable mantenerse informado de los eventos del mundo en lo absoluto? ¿O recomendaría un enfoque «la ignorancia es dicha» y evitar cualquier mención de negatividad y temor? ¿Puede darnos algún consuelo de que las Entidades en Servicio a Si Mismas no tendrán éxito en quitarnos nuestras libertades?»

Somos aquellos de Q’uo, y estamos al tanto de su consulta y le agradecemos por esta. Es de hecho así, que el funcionamiento de las entidades polarizadas al servicio de si mismas, depende mucho del temor, porque el temor y el amor no pueden coexistir. Ya sea uno o el otro deben captar su atención.

Contestando la última parte de su consulta primero, le aseguraríamos que el tiempo del dragón es corto. Siempre hay esperanzas de repetición de aquellos que regirían por medio del imperialismo y esclavizar a otros para el uso del yo. Sin embargo ustedes han visto imperios alzarse y caer por toda su historia registrada, e incluso dentro de la memoria de aquellos dentro de este círculo, ha estado el sonido de ídolos caídos, a medida que uno u otro dictador es llevado al polvo, o al menos al retiro de su maldad.

La tiranía no ha ganado, ni tampoco puede ganar, la mente y el corazón de la humanidad. Lo que puede hacer, y lo que disfruta hacer, es regir naciones y crear dentro de esas naciones climas de terror como usted indicó en su pregunta.

¿Qué hace este temor al buscador espiritual? En el nivel físico, aquellos que se rebelan en contra de los dictadores y tiranos pueden morir, o hacerles pasarla muy incómodamente. Pueden ser puestos en la cárcel. Pueden ser torturados. Sus corazones no pueden ser cambiados, tampoco pueden ser cambiadas sus mentes. Y en general, las verdaderas actividades del día a día de la humanidad, se mueven bajo el radar de estos tiranos gubernamentales.

Por consiguiente, sugeriríamos que es completamente decisión de una entidad, si se mantiene al corriente de las noticias del día. Algunas entidades no tienen una gran curiosidad por esto, y ciertamente no es necesario para una vida espiritualmente saludable y satisfactoria. Hay muchos, sin embargo, cuyas personalidades son tales que ellos desean mantenerse al corriente de lo que está sucediendo, y nosotros encontramos que no hay perjuicio en lo absoluto en aprender todo lo que desees aprender acerca de los asuntos del día, mientras recuerdes que no estás aquí para juzgar, si no para amar aquello que tu ves. Todo lo que ves es amor en alguna distorsión u otra, y tu estás aquí para reflejar amor de vuelta en aquello que ves.

Entonces, observa profundamente dentro a medida que ves las noticias del día, pidiendo comprensión a medida que los patrones de servicio a si mismo y servicio a los otros que usted pueda ver, más allá de los detalles dentro de los grandes patrones que se están moviendo energéticamente dentro de la red global de energía que es la Tierra. Y a medida que vaya reconociendo cómo las dos polaridades trabajan y cómo se complementan la una a la otra, abra su corazón para amar aquello que ve, para enviar amor a las situaciones que lo perturben, para regocijarse con aquellas cosas que usted ve que hablan a la primacía y la victoria del amor, porque aquello es lo que usted verá, más allá de aquellos implementos de temor que tanto abundan en vuestro mundo exterior.

¿Podríamos preguntar si hay una pregunta final en este momento? Somos aquellos de Q’uo.

G: Esa fue una hermosa respuesta, Q’uo. Una pregunta final viene de K, de India, y el dice, «Soy un Hindú por educación religiosa. Mi distorsión del Uno es ampliamente experimentada a través de la legendaria figura divina Hindú de Sri Krishna. Siempre he estado intrigado por este personaje a través del cual he ofrecido devoción y trozos de ladrillo [3] al Uno. Recordé que habían algunas preguntas en las series de Ra en términos de desentrañar la identidad de aquel que nosotros conocemos como Cristo. Estoy similarmente poseído por una búsqueda de saber quién fue el verdadero Krishna.

«Mi pregunta para Q’uo es esta: ¿Quién fue el legendario personaje de Sri Krishna, quien es ahora una deidad Hindú muy reverenciada? ¿Cuáles son sus orígenes? ¿Y si fue real, cual fue su propósito con respecto de la Ley de Uno?»

Somos aquellos de Q’uo, y estamos al tanto de su pregunta, mi hermano. Aquella entidad que usted llama Krishna fue, como fue Jesús el Cristo, una entidad histórica. Sin embargo, sus historias son más antiguas por mucho, que las historias de aquellos del Medio Oriente que crearon los muchos Cristos del cual Jesús el Cristo fue uno.

¿Debe usted regresar 9.000 años para encontrar a Krishna, la entidad? ¿O aceptará que, como Jesús, el Cristo, él se convirtió en Cristo poniéndose una capa de Cristiandad?

Más aún, ¿Puede encontrar a Krishna en su vestimenta? ¿Se ha puesto la capa de Krishna-ndad? No le hablamos en casi adivinanza sin razón. Hay mucho para que usted descubra dentro de si mismo y no le quitaríamos este aprendizaje a usted, mi querido amigo.

Le agradecemos por esta pregunta y descansamos con usted en constante meditación, la que usted puede llamar en cualquier momento que desee descansar y sentirse amado. Porque todas las entidades necesitan esa sensación de ser amados y ser apoyados.

Es un honor ofrecerle esto a usted.

Encontramos que la energía de este grupo y de este instrumento ha comenzado a menguar, así que en este momento dejaríamos este instrumento y este grupo regocijándose en vuestra belleza, agradeciéndoles de nuevo por invitarnos a unirnos a su sesión de trabajo y dejándolos en el amor y en la luz del único infinito Creador. Adonai. Adonai vasu. 2

 

[1] Aquí está esa cita en contexto: «Ra: Aceptación del yo, perdón del yo, y la dirección de la voluntad; este es el camino hacia la personalidad disciplinada. Vuestra facultad de voluntad es aquella que es poderosa dentro de usted como co-Creador. Usted no puede atribuirle a esta facultad demasiada importancia. Así, debe ser usada cuidadosamente y dirigida en servicio a otros, para aquellos sobre el camino orientado positivamente.

«Hay un gran peligro en el uso de la voluntad a medida que la personalidad se vuelve más fuerte, porque puede ser usada incluso inconscientemente en formas que reduzcan la polaridad de la entidad.»

[2] Esta cita es un párrafo de las palabras de Jesús Cristo en el Jardín de Getsemaní, la noche antes que El fuera crucificado. La referencia es, Sagrada Biblia, Marcos 14:36, «Y el dijo, Abba, Padre, para usted todas las cosas son posibles, aparta de mí esta copa, pero no sea lo que yo quiero, sino lo que usted quiera».

[3] Cuando se le consultó por su interpretación de estos «trozos de ladrillo», K escribió, «esta expresión es una crítica hiriente, una acepción derivada de la analogía de usar ladrillos como arma. Para ser franco, le doy al infinito Creador un montón de abuso verbal, aparte de elogios y alabanza.»

  Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 2009 - Español Agosto 11, 2009

Copyright © 2017 L/L Research