Skip Navigation Links
L/L Research
Home
Library
Are you a wanderer?
About Us
Carla’s Niche
Podcast
Online Course
Search
E-mail L/L
Copyright Policy
Recent Updates

Now on Bring4th.org

Bring4th.org

Forums

Online Store

Seeker Connector

Gaia Meditation

Subscriptions

Links

Donate/Volunteer

Join Us

Facebook

Twitter

Tumblr

Instagram


Biblioteca

Transcripciones de L/L Research

ACERCA DEL CONTENIDO DE ESTA TRANSCRIPCIÓN: Esta canalización telepática ha sido tomada de transcripciones de las reuniones semanales de estudio y meditación de los Laboratorios de Investigación y Desarrollo Rock Creek y L/L Research. Se ofrece en la esperanza de que le pueda ser útil a usted. Como la Confederación siempre hace una acotación al decir, por favor use su discriminación y juicio al evaluar este material. Si algo te suena cierto, bien. Si algo no resuena, déjelo atrás, porque ni nosotros ni tampoco aquellos de la Confederación desearíamos ser un tropiezo para nadie. (Traducción al español realizada por Angelo Zucco.)

Meditación Especial

Octubre 20, 2009

Jim: M escribe, «Pertenecí a las fuerzas especiales de la marina durante 24 años y ahora he estado trabajando como contratista de seguridad por los últimos seis años en Iraq, Afganistán, Pakistán y otros puntos calientes alrededor del mundo. Tuve una experiencia en que tuve la sensación abrumadora de enviar el pensamiento de amor mientras estaba en una situación en la que sabía intuitivamente que mi grupo iba a ser atacado por cohetes. El ataque fue frustrado. Luego de ese momento, durante los años siguientes, comencé a usar la energía del pensamiento de amor con el fin de frustrar muchos más ataques y mantener seguros a los grupos que yo estaba protegiendo. Mi pregunta es, ¿Cómo puede compartirse con otros la información acerca de usar la energía del amor de tal manera que puedan contribuir a cambiar el paradigma de la guerra?».

(Carla canalizando)

Somos aquellos conocidos para ustedes como el principio de Q’uo. Les saludamos en el amor y en la luz del único Creador infinito, en cuyo servicio venimos a ustedes esta noche. Gracias por llamarnos a vuestro círculo de búsqueda. Es un privilegio ser llamados a vuestro círculo y estamos felices de hablar con aquel conocido como M acerca de la pregunta de cómo compartir con otros el gran Pensamiento original de amor.

Como siempre, antes que comencemos solicitaríamos que todos aquellos que escuchen o lean estas palabras usen su discriminación y su discernimiento para elegir aquellos pensamientos con los cuales desearían trabajar. Pedimos que confíe en su oído cuando escuche la resonancia y que deje atrás cualquier pensamiento que no resuene con usted. Apreciamos inmensamente que hagan esto, mis amigos, porque nos permite compartir nuestras humildes opiniones sin temer que podamos quebrantar vuestro libre albedrío de alguna manera que entorpezca el ritmo de vuestros procesos espirituales. Les agradecemos por esta consideración.

Compartir la conciencia que uno tiene, con otros, cuando aquella conciencia lo lleva a uno tan lejos del paradigma usado y asumido como correcto por aquellos con los cuales usted compartiría su conciencia, es un desafío, mi hermano.

La primera cosa que compartiríamos con usted es la conciencia de que hay una distancia substancial entre el paradigma de un guerrero o protector que gozan aquellos dentro de vuestras fuerzas armadas y el paradigma que se ha vuelto claro como el cristal para usted. El concepto de que, tanto las entidades que están en lo que llamarían «nuestro lado» como aquellas en el «otro lado», son igualmente valiosas, está tal vez al centro de la distancia entre los dos paradigmas.

Las teorías de guerra, de manera sistemática, a un nivel rara vez mencionado pero a menudo implícito, menosprecian a las entidades que son soldados, o [que son miembros] de fuerzas que no son parte de las fuerzas armadas nacionales pero que mantienen la seguridad, como este instrumento diría. Existe una aceptación tácita del hecho de que las vidas de las almas dentro del propio comando no son tan importantes como el logro de la misión. Cuando incluso las entidades que están luchando con uno son menospreciadas tan brutalmente, la energía total que alimenta el deseo y la intención para formar un nuevo paradigma de protección es substancial.

Existe un segundo problema que también sustenta que sea un desafío para aquel que desea compartir la conciencia del poder del amor incondicional. Aquellos dentro de la tercera densidad sobre el Planeta Tierra en este momento están a veces profundamente dormidos dentro del sueño planetario. A menudo en ese sueño hay poco apetito por tener una conciencia de la naturaleza de la mente del único Creador. Hay un aletargamiento confortable que ha reemplazado cualquier antiguo anhelo que hubiese por la verdad. Y en aquel aletargamiento existe una falta de sensibilidad a la necesidad de una relación con el único Creador infinito o los pensamientos del único Creador infinito.

Al carecer de una comprensión directa del amor y la luz del Único, existe un embotamiento característico de espíritu. A nivel del alma, mi hermano, cada uno de vuestros hermanos y hermanas, no importa cuán profundamente dormidos puedan estar, es igualmente una parte del principio Divino, una parte de ese Pensamiento de amor. En realidad cada uno de sus hermanos y hermanas con los cuales desea compartir esta conciencia es un ciudadano de la eternidad.

A un nivel lejos bajo la conciencia y la conciencia de despertar, cada una de estas entidades está plenamente consciente de que son uno con sus hermanos y uno con el Creador. A ese nivel profundo están conscientes de que la naturaleza de la mente del Creador es la del amor. En el ámbito consciente, muchos de sus hermanos y hermanas no creen o tienen fe en el poder del amor. En sí mismo, esto no es una tragedia, porque todas las entidades tienen control sobre sus experiencias y están haciendo la voluntad del Único infinito cuando forman deseos de cualquier tipo y satisfacen esos deseos. No hay tiempo límite en la evolución espiritual. El progreso es inevitable. Aquellos que no despiertan al poder del amor y comienzan a desear servir al Único infinito durante el ciclo actual, que ahora se acerca a su cierre, tomarán carne una vez más sobre otro planeta de tercera-densidad y experimentarán otro gran ciclo de aprendizaje en tercera densidad.

El desafío no sólo ante usted, mi hermano, sino ante todos aquellos que desean servir a la luz en este momento es ser capaz de compartir de una manera tan poderosa que se produzca la activación de lo que este instrumento a menudo llama la función de «alarma de cabezada» debido a lo que usted dice, y más que eso, por la energía que usted transmite, que fluye a través suyo y emana hacia el mundo, que es como un faro que otros pueden reconocer desde la distancia y hacia el cual puedan ser atraídos.

Habiendo dicho eso, ahora diremos que ciertamente no es imposible que usted encuentre técnicas con las cuales pueda comunicar exitosamente sus ideas y la energía que desea compartir con aquellos que están listos para ser despertados. Y hay muchos, mi hermano, que están durmiendo livianamente en este momento. La incertidumbre de los tiempos crea incentivos adicionales para despertar. Incluso aquellos que están profundamente dormidos en su sueño de la Tierra han oído un trueno de tormentas que se aproximan y están intranquilos en su somnolencia y vulnerables.

Para alguien que desea compartir el amor y la luz del único Creador infinito, hablaríamos de dos niveles de compartir en este momento. El primero es el intelectual, usando la herramienta de las palabras. Este instrumento recién estaba mirando un libro [1] que usted ha escrito y esta es una herramienta poderosa, un instrumento que puede pasarse a cualquier alma, dejando completamente a la discriminación de quien sostiene ese libro si lo abrirá o no, y si lo lee, si lo comprenderá o no, si será persuadido por éste, o encontrará que es un recurso para su propio despertar.

Como sabe, las palabras sólo pueden llegar hasta ahí. No importa qué tan hermosamente se trabajen, no importa qué tan poderosamente se cuenten las historias, comparadas con esa conciencia que usted tiene del amor, las palabras son ciertamente pobres. A pesar de todo, muchas entidades están en el punto culminante donde justo la palabra correcta en el momento correcto en efecto creará el cambio de conciencia que le despierte, y, habiendo despertado, las entidades verán que no pueden volver a dormir.

Sin embargo, estamos conscientes de que espera crear una situación donde, sin quebrantar el libre albedrío de nadie, sea capaz de ofrecer una comprensión directa del poder del amor incondicional.

Los gurús eligen abstenerse de las palabras y sentarse en silencio con el fin de que aquellos que los sigan se puedan sentar en su séquito y compartir la energía de su meditación en la cual radica, de manera plenamente conceptual, el conocimiento del amor. Los chamanes llevan a sus estudiantes a la selva y los guían cerca de la muerte, para que puedan yacer en sus sepulcros, volverse plenamente conscientes de su muerte, y luego levantarse para volverse plenamente concientes por primera vez de la vida. Ambas técnicas están usando esencias más que palabras para crear cambios en la conciencia de vuestros estudiantes y tienen mérito y pueden ser consideradas, debido a los recursos que pueden ofrecer.

Cuando usted crea su propia estrategia para agregar entidades que deseen aprender a volverse humanos, lo que debe despertarse es el deseo. Ese deseo será alimentado por la creencia. La realidad y el poder de su propia experiencia con el Arcángel Miguel operó más allá de las fronteras de espacio/tiempo. El desafío para usted es hacer accesible todo el impacto de su experiencia en tiempo/espacio de tal manera que aquellos que, en sí mismos, no creerían en la posibilidad de lo que usted sugiere, puedan convencerse de manera subjetiva de la realidad de su experiencia. Porque, con el fin de ayudar a que las entidades cambien un paradigma en un sentido drástico y definitivo, es necesario crear un apetito por aquel nuevo paradigma, un deseo genuino de investigar la posibilidad de crear ese nuevo paradigma.

La naturaleza de su experiencia es la de volverse consciente de la mente del Creador infinito, que es amor incondicional. Cuando en vuestra cultura uno pronuncia la palabra «amor», es una palabra flácida, débil, comparada con la realidad del amor, porque el amor del que se volvió conciente en su experiencia, es el amor que creó todo lo que existe.

Aquel conocido como Jesús Cristo, en sus enseñanzas a menudo alteraba radicalmente la conciencia de la gente sanando a aquellos que estaban enfermos, ayudando a los ciegos a ver y a los inválidos a caminar. Al enfrentar aquello que podría parecer milagroso, el sueño de la Tierra cae y todas las cosas se vuelven posibles para esa entidad en ese momento. El desafío entonces, mi hermano, es crear momentos que remuevan completamente la apatía del escepticismo indiferente. Puede hacerlo usted o cualquiera que tenga un deseo suficientemente agudo. Le pediríamos que crea sin dudas o vacilaciones en la validez de lo que desea hacer. Y sugeriríamos a cualquier alma que se disponga a servir que hay una incesante demanda de ayuda.

Aquello que ha dispuesto frente a usted es una tarea que requiere permitirse estar vacío con el fin de que el cáliz de carne que es su templo terrenal pueda ser llenado con el poder del Creador viviente cada uno de los días. No permita que su intención se añeje o se eche a perder, sino que dispóngala nuevamente cada nueva salida y puesta de sol. Hable, al día y a la noche, su deseo de servir. Y sepa que la naturaleza de su deseo es la que este instrumento llamaría «mágica», usando el término usado por la tradición mágica occidental conocida para este instrumento como magia blanca.

La definición de un mago en esta disciplina particular es [alguien que desarrolla] el arte de crear cambios en la conciencia a voluntad. Esto es lo que usted espera poder enseñar, el cambiar la conciencia a voluntad. Si usted fuera de una naturaleza sacerdotal, pudiese considerar crear un ritual en el cual se invoque la mente del Creador, aquel Logos de amor incondicional. Sin embargo el desafío sería encontrar estudiantes que desearan disciplinar sus personalidades terrenales como usted ha disciplinado la suya. No es un desafío insuperable, sin embargo es un desafío substancial.

Sepa que no comienza desde cero. Porque dentro de la cultura en que muchos de los que enseñaría disfrutan la vida, existen los comentarios de boca en boca de los Cristianos, los Judíos y Musulmanes, de su creencia en un Creador que ha creado todo lo que existe de amor. Especialmente dentro de los Cristianos entre sus estudiantes, encontrará una conciencia del ritual que es completamente mágico por naturaleza, de lo que este instrumento llamaría «Sagrada Eucaristía» o «Comunión», donde el Creador infinito en la forma de Cristo es vertido en el pan y vino y luego en cada uno de aquellos que rinde culto, cambiando así la vibración total de cada uno de los devotos.

En muchos casos, o debiéramos decir, en muchas iglesias, es una experiencia debilitada, literal y figurativamente, aún cuando en su forma diluida tiene la forma de la invocación de amor. Por consiguiente, como alguien que intenta ayudar a otros a volverse concientes del poder del amor, es una ayuda y un recurso. Es cosa suya decidir cómo aproximarse a esta faceta de su cruzada.

Cuando continúe pidiendo ayuda, vendrán a usted conceptos. Lo alentamos a confiar en ellos y a permitir que se desarrollen nuevas maneras y pensamientos y estrategias dentro de su mente de tal forma que no las etiquete y las ordene, sino que permita que rueden y se amontonen, porque está pidiéndose aquello que sea ilógico y paradójico. Estos dos elementos casi garantizan que está en la senda correcta, hablando espiritualmente, pero no significa que no pueda aplicar los rigores del orden intelectual en su proceso creativo. Más bien, deje que los conceptos que aparezcan jueguen como mascotas, tumbando y rodando y permitiendo que se desarrolle su estrategia, más que forzándola.

Hay un montón que decir acerca del poder de sugestión y cuando se reúna junto a un grupo encontrará que hay una energía grupal que inmediatamente comienza a imperar. Ya que usted posee una propiedad intelectual sobre la cual basar aquellas estrategias que emplea en una reunión de entidades, aquella propiedad intelectual, aquel libro, aquellas ideas, crean un filtro. Aquellos que se filtran a través del libro hasta usted para aprender más, están listos para una experiencia grupal que sea trascendente. Sepa que en tales reuniones tiene un tremendo arsenal de recursos en los dominios invisibles.

Existe mucho poder en vuestra propia guía y en los sistemas de guía de aquellos en un grupo. Más aún, existen energías de supra-alma conectadas con varias entidades en aquel grupo, dependiendo de qué influencias planetarias puedan haberse originado aquellas entidades.

(Termina lado uno de la cinta)

(Carla canalizando)

Muchos de los que serían atraídos a una reunión que usted ofrezca ya estarán al tanto de tener ayuda angelical. Puede llamar no sólo al Arcángel Miguel, sino también a todos los Arcángeles a tales reuniones. En conjunto, mi hermano, sin incluso mencionar a aquellos de la Confederación que estarían honrados en prestar su amor y su luz para cualquier esfuerzo tal, usted tiene un maravilloso grupo de recursos de los dominios invisibles. Y le alentamos a estar consciente de ello y a usarlo y a dar gracias por esto.

Decimos esto aún cuando es obvio para usted, mi hermano, habiendo tenido esta experiencia con aquel conocido como el Arcángel Miguel, porque hasta que no se solicite ayuda angelical en espacio/tiempo, esta no puede ofrecerse. En consecuencia, pida siempre y agradezca siempre a esa gran banda de ángeles, quienes son, a su propia manera, guerreros de la luz.

En este momento pediríamos a aquel conocido como M si hay una continuación a esta pregunta antes que nos movamos a otras preguntas. Somos aquellos de Q’uo.

M: ¿Puede esta información de la energía-del-amor ayudar a aquellos con el síndrome de estrés post-traumático?

Somos aquellos de Q’uo, y no percibimos una pregunta, mi hermano, ¿pero quisiera que habláramos sobre la conexión entre esta energía del amor y aquellos con el síndrome de estrés post-traumático?

M: Si.

Somos aquellos de Q’uo, y estamos felices de hacerlo, mi hermano. La naturaleza de este síndrome es muy parecida a la naturaleza de aquellos que han tomado un poderoso alucinógeno que ha volado sus sistemas eléctricos, o como este instrumento diría, sus cuerpos energéticos. Como sabe, el modelo del cuerpo energético que usamos con este instrumento y en nuestras discusiones en general es el de una cadena de centros energéticos que juntos crean un cuerpo que es ínter penetrado con el cuerpo físico durante la encarnación. Para hablar en general, mi hermano, es un sistema eléctrico y es propenso a golpes de corriente que vuelen parte o todo el sistema eléctrico, de tal forma que se vuelva disfuncional.

Debido al hecho de que este tipo de energía particular es una energía de tiempo/espacio, sólo puede ser curada por la luz. Los medicamentos de vuestros médicos alópatas [2] y su vasta panoplia de técnicas, para conseguir enterrar las experiencias que fueran demasiado horribles de comentar, pueden mejorar las energías de la angustia y el caos. Sin embargo, ellas operan sólo sobre el cuerpo físico y es el cuerpo energético el que ha sido dañado.

Más aún, existe un elemento de sufrimiento espiritual que a menudo no es visto en situaciones menos traumáticas. Cuando un terapeuta desea ayudar a una entidad con tal aflicción, podría ser bueno tener la imagen de la parte del cuerpo energético que ha sido dañada, como una abertura en la luz, de tal forma que uno se pueda imaginar tejiendo hebras de luz hacia atrás y adelante sobre el agujero que ha sido causado por el trauma, y luego zurcir luz contra esas hebras tejidas para formar un zurcido en el [agujero del] calcetín, digamos, del cuerpo energético.

Aquellos que trabajan con energía, como los maestros de Reiki y aquellos que tienen el don de la imposición de manos, a menudo son un conducto para este trabajo de luz. Se puede invocar la ayuda angelical porque los ángeles son maravillosos cosedores de luz y tejedores de sanación. Cuando la intención es ofrecer este tipo de sanación, entonces existe la posibilidad de imposición de manos y visualización. Sin embargo es necesario que el trabajo sea realizado en una atmósfera de conciencia de que aquellos que imponen las manos, aquellos que hacen la visualización, no están haciendo nada en sí mismos sino ofreciendo un conducto, un canal si lo quiere, a través del cual pueda llegar la luz.

¿Podemos contestarle más, mi hermano? Somos aquellos de Q’uo.

M: Ha contestado todas mis preguntas. Muchísimas gracias.

Nosotros le agradecemos, mi hermano. ¿Podemos preguntar entonces si hay una pregunta final antes que dejemos este grupo? Somos aquellos de Q’uo.

R: Gracias Q’uo

Somos aquellos de Q’uo. Mi hermano R, le agradecemos también. En efecto, agradecemos a todos los que han brindado su precioso tiempo y energía con el fin de buscar la verdad esta noche. Nos hace arrodillarnos y nos brinda gran placer ver la belleza de vuestras auras como se combinan unas con otras para crear este círculo sagrado. La luz de este grupo crea un cono mucho más arriba del techo de vuestro lugar de residencia y contemplarlo es glorioso. Gracias, mis hermanos y hermana.

La energía de este instrumento y este grupo comienza a disminuir y así, en este momento nos iríamos de este grupo y de este instrumento, dejando a cada uno en el amor y en la luz del único Creador infinito. Somos conocidos para ustedes como el principio de Q’uo. Adonai. Adonai vasu borragus.

 

[1] M ha escrito un libro sobre este tema que está disponible en www.michaeljaco.com.

[2] El término, alopático, es usado por los terapeutas homeopáticos para caracterizar las técnicas médicas tradicionales de la corriente principal, tales como prescribir drogas, que son usadas por doctores entrenados en las universidades.

  Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 2009 - Español Octubre 20, 2009

Copyright © 2017 L/L Research