Skip Navigation Links
Skip Navigation Links
L/L Research
Home
Library
Are you a wanderer?
About Us
Carla’s Niche
Podcast
Online Course
Search
E-mail L/L
Copyright Policy
Recent Updates

Now on Bring4th.org

Bring4th.org

Forums

Online Store

Seeker Connector

Gaia Meditation

Subscriptions

Links

Donate/Volunteer

Join Us

Facebook

Twitter

Tumblr

Instagram


Biblioteca

Transcripciones de L/L Research

Enlace al original en inglés: http://www.llresearch.org/transcripts/issues/2018/2018_0106.aspx

ACERCA DEL CONTENIDO DE ESTA TRANSCRIPCIÓN: Esta canalización telepática ha sido tomada de transcripciones de las reuniones semanales de estudio y meditación de los Laboratorios de Investigación y Desarrollo Rock Creek y L/L Research. Se ofrece en la esperanza de que le pueda ser útil a usted. Como la Confederación siempre hace una acotación al decir, por favor use su discriminación y juicio al evaluar este material. Si algo te suena cierto, bien. Si algo no resuena, déjelo atrás, porque ni nosotros ni tampoco aquellos de la Confederación desearíamos ser un tropiezo para nadie.

(Traducción al español realizada por Manuel Montaner).

Meditación del sábado

6 de enero de 2018

Pregunta del grupo: Q’uo, hoy nuestra pregunta del grupo es sobre el lado oscuro. ¿Podríais darnos una definición del lado oscuro? Y luego ayudadnos a entender cómo podríamos comprender esa oscuridad dentro de nosotros mismos y cómo podríamos equilibrar el lado oscuro.

(Canaliza Jim)

Soy Q’uo, y os saludamos a todos vosotros en el amor y en la luz del Creador Uno Infinito. Os damos las gracias por habernos invitado a participar esta tarde en vuestro círculo de búsqueda. Para nosotros es siempre una gran alegría estar con vosotros, porque todos somos hermanos y hermanas en un mismo camino, moviéndonos al unísono y en armonía hacia el Único Creador, que aunque parezca ser una entidad distante, está dentro de cada uno de nosotros. Es para nosotros una gran alegría estar con vosotros y hablar hoy sobre vuestras inquietudes. Quisiéramos pediros un favor al comenzar, y es que aceptéis las palabras y conceptos que os ofrecemos y los uséis como queráis, dejando atrás los que no os parezcan correctos. No querríamos ser un escollo para vosotros, y si nos hacéis este favor nos sentiremos en libertad de compartir con vosotros lo que hemos venido a aportar.

Hoy preguntáis sobre el lado oscuro, el lado oculto del yo, y sobre lo que es. ¿Tiene un propósito? ¿Cómo se puede equilibrar o usar? Queridos amigos, esta pregunta es muy importante, porque dentro de las culturas de vuestro planeta hay varias tradiciones [1] o expectativas habituales que se dan por sentado, digamos, que cada cual dentro de su cultura debe reproducir de alguna manera, y si estas costumbres culturales se ignoran, o se rechazan por cualquier motivo, entonces cabe la posibilidad de que la entidad que ignora o rechaza de tal manera un cierto concepto o cualidad [la] deje entonces relegada a la mente subconsciente para que no sea, digamos, una molestia o un recordatorio molesto para la mente consciente de que, en realidad, existen de hecho. Varios conceptos a través de las numerosas culturas de vuestro planeta pueden ser vistos en un ámbito así de oscuro, como si estuvieran encerrados en un ropero, para que el yo consciente y despierto pueda proceder en su ronda diaria de actividades sin tener que considerar estas cualidades que son un tanto perturbadoras para él por el motivo que sea.

Encontramos, en vuestra cultura particular, que hay aspectos de la vida sexual que están relegados a esta área oscura dentro de la mente, de tal manera que diversas fantasías comienzan a filtrarse, digamos, y después comienzan a obsesionar a la mente consciente y a apartarla de la ubicación adecuada de esta función humana normal dentro de la mente consciente.

Se mencionó anteriormente hoy que la humildad tenía una cierta particularidad para el que hace la consulta, al que atosigaba la mente consciente de vez en cuando recordándole que no había ejercitado esta cualidad. Otras cualidades que muchos han desestimado de esta manera podrían ser las cualidades del orgullo, la otra cara de la humildad, de la autoestima cuando el yo es visto como incapaz de realizar una tarea, o incapaz de concebir el aprendizaje necesario para reflejar la habilidad del yo para funcionar tan bien como cualquier otro yo. Puede haber aspectos en ciertas relaciones—de padres a hijos, entre hermanos, de amistad con el prójimo, etc.—en las que la naturaleza deseable de tal relación es expresarla libre y abiertamente, y sin embargo, por alguna razón, que tal vez no sea aparente o visible para el buscador de la verdad, esta relación ha desarrollado ciertos bloqueos, o sea remisa a expresar la energía libremente, lo que hace que sea difícil una comunicación clara, y que el amor de corazón abierto sea inexistente.

Por lo tanto, nos gustaría sugeriros, queridos amigos, que el lado oscuro es esa porción de cualquier entidad, especialmente la entidad del buscador consciente que busca la verdad en la vida a lo largo del camino, la cual no puede ser abordada en forma clara como una norma y debe ser relegada a un lugar seguro dentro de la mente consciente, o más probablemente, para aquellos que no son conscientes del camino del buscador, dentro de la mente subconsciente. Por eso, muchos de vuestros pueblos llevan consigo lo que podríais llamar un "pesado equipaje" que contiene estas cualidades y conceptos que son rechazados, ya sea por la cultura en su conjunto, ya sea por los individuos según su propia experiencia personal. Este "equipaje" tiende a resultar muy pesado para cada entidad, pues lo que no se entiende no se maneja de manera clara y abierta de un modo que la interacción entre la entidad y el concepto dé sus frutos. Porque, queridos amigos, como estamos convencidos que ya sabéis, toda experiencia que hayáis tenido tiene la capacidad de enseñar. Cada persona puede aprender una gran variedad de lecciones de cualquier concepto o cualidad del comportamiento o esfuerzo humano.

Cuando la mente y el corazón están dispuestos a recibir cualquier información que haya disponible durante las actividades diarias de una manera abierta, entonces comienza un proceso de aprendizaje, a menudo confuso, lleno de dudas o desarmonía, porque estos son los procesos que, digamos, acaparan la atención de uno, y brindan la oportunidad de equilibrar el aprendizaje dentro de la persona de acuerdo a los centros de energía o chakras que estén involucrados.

Cada uno de vosotros tiene una especie de cuerpo energético que está relacionado con los diversos centros energéticos o chakras. A medida que avanzáis desde el rayo rojo de la supervivencia personal y la reproducción sexual, esta cualidad tan básica de la experiencia puede trasladarse al rayo naranja, donde la expresión individual de las emociones e idiosincrasias hacia otro ser es primordial en el proceso inicial de relacionarse y expandirse hacia los demás. A medida que avanzáis hacia los centros de energía, la expansión continúa con el rayo amarillo, donde el yo individual forma parte de grupos, comenzando, en la mayoría de los casos, con la familia, el vecindario, la escuela, el lugar de trabajo, etc. En cada nivel de experiencia, existe la oportunidad de relacionarse con otros, ya sea individualmente o en grupos, de tal manera que cada buscador tenga la oportunidad de explorar cualquier catalizador u oportunidades de aprendizaje que, antes de encarnar, haya elegido aprender durante la encarnación. Así, cuando llevamos un equipaje de naturaleza desconocida, o no reconocida, o no aceptada, dicho equipaje se convierte en un bloqueo en cada centro de energía en el que pudiera manifestarse o descubrirse.

Es crucial que cada buscador de la verdad clarifique estos tres centros de energía inferiores para que la energía del Único Creador pueda trasladarse libremente a través de ellos y comience a abrir el centro del corazón, el centro del amor y la comprensión universal. Al hacer esto, la entidad tiene así la oportunidad de moverse de la tercera densidad a la cuarta densidad del amor y la comprensión. Sin embargo, el lado oculto de cada buscador, después de haber sido relegado al ropero, por así decirlo, en algún momento hallará el modo de hacerse notar, ya sea importunando a la mente o reiterando experiencias que conduzcan al buscador al ropero para que abra la puerta.

En algún momento, cada buscador de la verdad ha de reconocer que este lado oscuro es un buen amigo, y tiene mucho que enseñar, ya que mantiene en reserva aquellas áreas de bloqueo que, cuando se abordan con claridad, liberan la energía que permanecía retenida a causa del bloqueo, para que la misma pueda moverse hacia arriba siguiendo la línea de los centros de energía, y libere cierto tipo de energía vital en cada nivel, porque todos vosotros habéis planeado, antes de esta experiencia de vida, aquellas lecciones que, según vuestra propia estimación, os hace falta completar para llegar a ser el ser humano completo que deseáis ser, ese ser que todo lo ve como amor, que da y recibe libremente con todos la cualidad del amor universal y de la aceptación. El esfuerzo que hagáis para descubrir esas áreas ocultas dentro de vosotros que puedan proporcionaros el aprendizaje para alcanzar este logro, es lo que se denomina el proceso de polarización de vuestra conciencia, porque al igual que aquellos que se consagran a buscar y servir a otros yoes, esta polarización positiva se convierte en el medio por el cual podréis abrir el centro de energía del corazón y liberar el amor incondicional que habita en él.

Por lo tanto, os sugerimos que hagáis amistad con vuestro lado oscuro, con vuestro yo oculto. Aceptadlo con amor de corazón abierto. Invitadlo a compartir con vosotros aquellas áreas que habéis estado ignorando en el pasado, porque aquí es donde se halla el reservorio para el crecimiento. Aquí es donde desbloqueáis las energías que aguardan ser liberadas. Aquí, dentro del lado oculto, está la parte más firme, más vigorosa y más substancial de vosotros mismos, que ha tenido que valerse por sí misma durante bastante tiempo, y que ha desarrollado cualidades de perseverancia, de resistencia y el deseo de ser reconocido y utilizado como socio de pleno derecho en vuestro viaje de búsqueda. Cuando la unificación de vuestro lado de luz y vuestro lado oscuro pueda llevarse a cabo dentro de vuestro ser, entonces tendréis la oportunidad de, por así decirlo, funcionar a pleno rendimiento.

Esta es la razón para encarnarse, porque vuestro verdadero hogar, desde el cual os encarnáis, ejemplifica la unidad, ejemplifica el hecho de que el Creador existe en cada entidad, plena e íntegramente, a la espera de ser descubierto por el buscador consciente de la verdad. Aquí, dentro de vuestra ilusión de la tercera densidad, este es el concepto que asumís con la fe, y con suficiente ejercicio de vuestra voluntad podéis descubrir que para vosotros se cumple; y, paradójicamente, la luz se hace más brillante a medida que sois capaces de absorber, unificar, equilibrar y trabajar con la oscuridad en vuestro interior. No se trata de un error o una equivocación que tal oscuridad exista por un período de lo que llamáis tiempo. A menudo es necesario que algunas entidades usen las áreas ocultas de la mente para almacenar aquellos conceptos con los que no están listas para lidiar. A medida que adquirís cada vez más experiencia en el uso de las actividades diarias como fuente de crecimiento, de vuestro propio crecimiento espiritual y del crecimiento de los que os rodean, se hace necesario encontrar aquellas áreas en las que habíais almacenado aquello cuyo trabajo deseabais [entonces] posponer.

Eventualmente, cuando hayáis encontrado cada una de estas áreas dentro de vuestro ser, entonces la energía inteligente, o prana, del Único Creador podrá moverse libremente a través de vuestros centros de energía, y eventualmente podréis ser capaces de percibir conscientemente, en esta encarnación, vuestra naturaleza como la del Único Creador. Sin embargo, queridos amigos, haced primero amistad con vuestro lado oscuro. Es simplemente otro aspecto de vosotros mismos que espera compartir sus dones con vosotros.

En este momento, nos gustaría preguntar si habría alguna pregunta de seguimiento para esta cuestión.

Z: La vergüenza sobre aspectos de uno mismo, ¿es una forma de identificar el yo oscuro o de su propensión?

Q’uo: Soy Q’uo, y estoy al tanto de tu pregunta, hermano. Sí, querido hermano, la condición de sentir vergüenza, o el no querer expresar ciertos rasgos del yo, es una condición bastante indicativa de esa área del lado oscuro o del yo oculto, y puede tomarse como un rastro de migajas de pan, por así decirlo, para encontrar el corazón o la fuente de tal vergüenza, de tal manera que pueda ser equilibrada y eventualmente borrada, pues, en verdad, todo es el Único Creador, y no hay ninguna vergüenza en ello.

¿Hay alguna otra consulta, hermano?

Z: No.

Q’uo: Soy Q’uo. Te damos las gracias, hermano, por tu consulta. ¿Hay alguna otra pregunta en estos momentos a la que podamos responder?

Gary: Q’uo, al parecer hay diversas maneras de trabajar con el lado oscuro, dependiendo de cuál sea el bloqueo de cada chakra en particular. ¿Diríais que hay una manera común de trabajar con el lado oscuro? En otras palabras, ¿cual es el punto final o la integración del lado oscuro?

Q’uo: Soy Q’uo y estoy al tanto de tu pregunta, hermano. Volvamos ahora a la práctica que fue sugerida por los de Ra, porque el equilibrio de todo catalizador es aquel proceso que pueda llevar a liberar la energía bloqueada dentro de cada centro energético. Así que, cuando observéis cualquier cualidad de la que dirías que es parte de vuestro lado oscuro, entonces, dentro de vuestro estado meditativo, invitad a esa cualidad a que se os presente de una manera que refleje su aparición más reciente en vuestra conciencia. Mirad esa experiencia y hacedla más grande, amplificadla hasta que se vuelva verdaderamente escandalosa, y luego, por un momento, dentro de vuestra mente en meditación, imaginad el polo opuesto. Si es vergüenza, imaginad alegría o positividad, y aunque la vergüenza haya quedado bien patente, encontrad su polo opuesto y dejad que, por sí mismo, llegue a ser tan grande como la vergüenza original. Entonces, simplemente aceptaros a vosotros mismos y amaos por tener estas dos cualidades dentro de vuestro ser como medios para enseñaros a amar. Se trata de un ejercicio sencillo, que cuando se realiza a diario, puede eliminar aquellos bloqueos que existen como acentuaciones de ciertas cualidades que no se hallan compensadas.

Cada buscador de la verdad debe comprender que es un ser de plenitud, que su mente contiene de todo, y a medida que descubrís más y más cosas que aparecen durante vuestra actividad diaria y que os apartan de vuestro centro de amor y comprensión, entonces es preciso equilibrar cada cualidad con su opuesta—la buena y la mala, digamos, porque la rueda del karma se mueve a través de lo bueno y lo malo. Una vez que seáis capaces de equilibrar estas cualidades, entonces ya no estaréis en la rueda de la dualidad, la rueda del karma, y podréis avanzar sin impedimentos en vuestra expresión del amor y la luz del Creador Uno Infinito.

¿Hay alguna otra consulta en estos momentos?

Z: Yo tengo una pregunta. ¿Cómo puede el adepto masculino equilibrar al yo femenino oculto?

Q’uo: Soy Q’uo, y estoy al tanto de tu pregunta, hermano. Por lo general, el varón tiene que ver con la cualidad del que llega, es activo y está en movimiento. El principio femenino tiene que ver con aquella cualidad que espera la llegada, es más inactiva y está dispuesta a ser potenciada, digamos, al unirse con el varón. Esto puede verse como la expresión de la mente consciente, el hombre, relacionándose con la mente inconsciente, la mujer, de modo que cada cual tiene un papel que desempeñar en la evolución de la mente, el cuerpo y el complejo espiritual. Así, si en vuestras meditaciones podéis ver esa cualidad del varón que es activa, busca nuevas experiencias, catalizador que procesar y lecciones que aprender, siendo potenciada por la mujer que tiene un cierto tipo de sabiduría que no es accesible al varón, entonces hay equilibrio entre los dos dentro de vosotros, de tal modo que os constituís en ambos.

¿Hay una última consulta en estos momentos?

Z: No.

Gary: Q’uo, tengo una pregunta. Si un buscador experimenta lo que podría describirse como un dolor existencial, una experiencia de aislamiento o carencia o privación, y como resultado, busca la comunión con otros en mente y cuerpo como un medio para hablar de este dolor, ¿es desacertado buscar la comunión con los demás? ¿No sería más aconsejable enfocarse en la autosuficiencia del yo como Creador?

Q’uo: Soy Q’uo, y estoy al tanto de tu pregunta, hermano. Creemos que no es posible dar una respuesta simple y directa a esta pregunta, ya que hay situaciones en las que cada una de vuestras opciones es apropiada. Nos gustaría recomendar que dentro de vuestro estado meditativo, contempléis el dolor existencial, los momentos en los que lo experimentáis, su efecto sobre vuestra mente y vuestras emociones, cómo afecta a vuestro estado funcional, todas las características que tiene dicho dolor, buscando dentro de vuestra memoria cualquier posible origen para este dolor. Tal vez se trate de una experiencia de la primera infancia, tal vez la hayáis traído con vosotros al encarnar. Para responder a estas preguntas, os recomendamos que uséis vuestra intuición, esa que se mueve entre la mente consciente y la inconsciente, y que devuelve información a la mente consciente desde la mente inconsciente, para dirigir la actividad del pensamiento y del comportamiento. Así, puede que haya ocasiones en las que lo indicado sería retirarse dentro de uno mismo buscando la autorreflexión e iluminación proveniente de la mente inconsciente.

En otras ocasiones, podría suceder que la orientación proveniente de la intuición fuera la de avanzar hacia una expresión del yo con los demás, con el propósito de recabar información que conduzca a hacer surgir este dolor existencial en una expresión más consciente con la que poder trabajar, tanto energéticamente dentro del corazón como analíticamente dentro de la mente. Por eso, tanto la experiencia de recogerse en uno mismo, como la experiencia de entrar en una interacción social pueden ser útiles para observar este dolor desde todos los ángulos.

También podría ser útil llevar un diario de estos experimentos al examinar el dolor existencial, ya que en tales procesos de registro diario, también le estáis ofreciendo a la intuición una oportunidad para expresarse a través de lo que podrías llamar "escritura automática", o la manifestación de pensamientos que ascienden desde vuestra mente subconsciente a la mente consciente. Es una forma de canalización, digamos, de vosotros mismos hacia vosotros mismos.

¿Tienes alguna pregunta de seguimiento, hermano?

Gary: No a esa pregunta, técnicamente hablando. Otra pequeña consulta, si la energía del instrumento lo permite, pero no hay problema si no es así.

Q’uo: Soy Q’uo, hemos examinado las energías de este instrumento, y recomendaríamos reservar la consulta para otra sesión.

Gary: Gracias, Q’uo.

Q’uo: Te damos las gracias, hermano. Queremos agradecer a cada uno de los aquí reunidos por habernos invitado a estar presentes esta tarde. Siempre es motivo de alegría estar con vosotros, porque sois los buscadores de la verdad más alentadores que hemos visto en mucho tiempo. Por supuesto, no siempre podemos unirnos a muchos de aquellos en vuestro planeta que buscan la verdad, pero podemos observar, desde lo que llamaríais a distancia, que hay un número creciente de aquellos buscadores conscientes de la verdad que se mueven hacia reinos de expresión de amor y luz similares a los que encontramos aquí. Sin embargo, cada uno de vosotros es de lo más confiable, y cuando deseamos inspirarnos en aquellos que se mueven a través de la pesada ilusión química de vuestra tercera densidad, sabemos que encontraremos tal inspiración aquí. La vuestra no es una ilusión fácil en la cual existir, pero es una que enseña más que cualquier otra que podáis imaginar. Ánimo, pues, en vuestros viajes de búsqueda, y sabed que cada vez que os encontráis con una nueva experiencia, con un nuevo problema, con una nueva solución, se produce fruto.

Nos conocéis como los de Q’uo. Os dejamos a cada uno de vosotros en el amor y en la luz. Adonai, vasu borragus.

 

[1] tradiciones: sustantivo: las costumbres y convenciones esenciales o características de una comunidad.

  Skip Navigation Links

Copyright © 2018 L/L Research